Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

La ciencia admite que ser un amante de los gatos es bueno para la salud

El presidente Abraham Lincoln resultó ser todo un gran aficionado a los gatos: jugaba con ellos durante horas. ¡Y no resulta extraño que él los adorara tanto! Al fin y al cabo, pueden ser buenos para nosotros y nuestro bienestar e incluso hacer que nuestras vidas sean más sanas y felices.

Genial.guru quiere compartir todos los efectos positivos que los gatos aportan en nuestro día a día y, probablemente, al terminar de leer este artículo algunos de ustedes se conviertan en amantes de los felinos.

1. Los gatos pueden ayudar a curar huesos, tendones y músculos

Escuchar el ronroneo gatuno es una sensación realmente agradable porque significa que tu amigo peluchín está a gusto y feliz, pero el mismo ronroneo también puede tener efectos curativos, según este estudio y esta infografía que lo explica de un modo más sencillo.

En breves palabras, los gatos ronronean a una frecuencia de 20-140 Hz y el estudio arriba mencionado sugiere que las frecuencias entre 18 Hz y 35 Hz albergan efectos positivos en nuestras articulaciones tras sufrir una lesión.

2. Los gatos pueden mejorar tu salud mental

Este estudio realizado en Australia revela que los dueños de gatos tienden a tener una mejor salud psicológica que las personas sin mascotas. Afirman ser más felices, seguros de sí mismos y menos nerviosos. También afrontan los problemas en la vida mucho mejor.

3. Los gatos pueden reducir tus niveles de estrés y ansiedad

Nuestros pequeños felinos pueden jugar un papel importante a la hora de aliviar el estrés haciendo algo tan sencillo como reposar en tu regazo. Tan solo acariciarlo puede hacerte sentir mucho mejor. Además, este estudio afirma que incluso 10 minutos acariciando a un perro o un gato pueden aportar un efecto positivo en los niveles de estrés y ansiedad.

4. Los gatos reducen el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas

Si ya has asumido el hecho de que los gatos ayudan a reducir el estrés, espera, ¡puede ser mejor! Estos amigos de cuatro patas también pueden reducir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, según este estudio.

Así las cosas, los gatos no solo son buenos para la salud mental, sino también para la física. Cada vez estamos más convencidos de que realmente son una especie especial.

5. Los mininos te ayudan a dormir mejor

Puedes pensar que dormir con tus gatos es una mala idea porque son animales nocturnos. Eso puede ser verdad, pero no todos los gatos son así, según este artículo: tener a tu mascota contigo en el dormitorio aporta sensación de seguridad y relajación.

Es más, este estudio revela que, basándose en 46 personas, el 41 % afirmó dormir mejor cuando compartían la habitación con sus mascotas, describiendo que sus peluchines eran beneficiosos para conciliar el sueño.

6. Los gatos pueden satisfacer tu necesidad de compañía

Según este artículo, los gatos y sus dueños pueden desarrollar una verdadera conexión que va más allá de simplemente dar de comer a estas pequeñas bolas de pelo. Resulta más que probable que respondan a las necesidades de su dueño si este ha respondido a las necesidades de su gato en el pasado.

7. Los gatos protegen a los niños de desarrollar alergias

Este estudio descubrió que los niños menores de un año que fueron expuestos a un gato eran menos propensos a desarrollar alergias. Y no solo alergias a las mascotas, sino también a las comunes, como la sensibilidad al polvo, el césped y otras.

Estamos convencidos de que muchos de nuestros lectores tienen gatos en su hogar, por lo que te pedimos que compartas cualquier foto linda de ellos de las que dispongas, ¡solo por si los demás necesitan más motivos para adoptar uno!

Compartir este artículo