Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

13 Cosas molestas que debemos dejar de hacer al viajar en avión

6-25
10k

Con más de 4,3 mil millones de personas volando anualmente, es inevitable tener problemas con otros pasajeros que pueden convertir tus pocas horas de vuelo en una verdadera pesadilla. No obstante, tenemos que tener en mente que todos estamos dentro de un espacio reducido del cual no podemos escapar y nuestros niveles de estrés llegan al límite. Así, es mejor para todos ser más considerados con las personas que nos rodean y dejar de hacer cosas que podrían ser consideradas como groseras o molestas para tener un vuelo agradable.

Genial.guru ha elaborado una lista de cosas molestas que las personas deberían dejar de hacer mientras viajan, ya que la mayoría de nosotros no las podemos soportar.

13. Colocar tus pies en los asientos, paredes y apoyabrazos

No existe nada más desagradable que estar atrapado en el diminuto asiento de un avión por horas sin poder sentirse cómodo, pero eso no es excusa para que alguien sienta la necesidad de poner sus pies en tu burbuja personal. Es posible que no te des cuenta; sin embargo, no solo estás invadiendo el espacio personal de alguien sino también estás haciendo que sea más difícil moverse para ellos. Así que si quieres estirar tus piernas y salir de esa incómoda posición, una vez que se haya apagado la señal del cinturón de seguridad, puedes levantarte y caminar por el pasillo para estirarte.

12. Apagar el aire acondicionado sobre tu asiento

Durante los vuelos, los aviones tienden a colocar sus sistemas de aire acondicionado insoportablemente bajos, haciéndonos sentir como si estuviéramos en el Himalaya, pero hay una razón. Las bajas temperaturas en el avión sirven para prevenir que las bacterias se propaguen y, al mismo tiempo, evitar que te contagies de un resfriado o gripe. Cuando apagas el aire acondicionado sobre tu asiento, a las bacterias les es más fácil sobrevivir. Esto puede plantear un peligro para ti y las personas que se encuentran a tu lado, ya que se exponen a virus aerotransportados que ya no pueden ser aspirados por el aire acondicionado sobre tu asiento.

11. Usar shorts durante el vuelo

En ocasiones, las personas deciden utilizar shorts durante el vuelo debido al clima cálido de su destino, pero hay varios problemas con esto. Para empezar, los aviones no se limpian entre vuelos y dado que la mayoría de los gérmenes, ácaros y bacterias residen en los asientos, expones tu piel y otras áreas de tu cuerpo a numerosos peligros.

En segundo lugar, cuando las personas se amontonan en un espacio pequeño, puede crear incomodidad debido al mal olor corporal. Incluso cuando te bañas antes del vuelo, al sentarte en una silla por largas horas, inevitablemente sudarás, lo que puede resultar en un desagradable olor proveniente de tu piel.

10. Quedarte dormido antes de despegar

Hay ocasiones en las que es inevitable quedarse dormido antes del despegue. No obstante, ese justo momento antes del despegue es cuando todas las personas toman asiento, organizan su equipaje y buscan sus asientos. Existen muchos escenarios que puedan requerir que te levantes, ayudes o cambies de asiento con alguien y nadie quiere estar en una incómoda situación al tener que despertarte, incluidos los pasajeros y los auxiliares de vuelo.

Además, justo antes de despegar, las azafatas muestran toda la información de seguridad que necesitas durante el vuelo. Y a pesar del hecho de que las emergencias ocurren rara vez, es importante que conozcas estas reglas por tu propia seguridad. Asimismo, es una falta de respeto para los asistentes de vuelo, quienes se están tomando el tiempo para mostrarte qué hacer en caso de que tu vida esté en peligro.

9. Tocar el botón para llamar al auxiliar de vuelo

Algunas personas, especialmente las que viajan por primera vez, se emocionan demasiado con la función que les permite llamar al asistente de vuelo a su asiento para que pueda atender todas tus necesidades. Pero el botón únicamente está ahí para caso de emergencia, por ejemplo, si comienzas a sentirte mal, la persona que está al lado se ha enfermado o el compartimento superior se ha abierto durante el despegue o aterrizaje y no puedes dejar tu asiento.

8. Quitarte los zapatos

Este hábito puede ser molesto para la mayoría de los pasajeros y casi todos pueden confirmarlo. Existen varias razones por las cuales no es aceptable quitarse los zapatos durante el vuelo. Lo más importante es que es de mala educación y desconsiderado para los demás pasajeros, especialmente cuando tus pies o calcetines están sucios o huelen mal.

Sin embargo, debido a que la presión del aire durante el vuelo es relativamente baja, eso puede reducir el flujo de sangre hacia los pies, especialmente en las personas mayores. Tu mejor apuesta para lidiar con esto es usar zapatos de gamuza ligeramente amarrados para mantener tus pies cómodos sin molestar a otros pasajeros.

7. Acaparar los compartimentos superiores

Es natural que los pasajeros asuman que el compartimiento superior es su espacio personal en donde pueden colocar todo su equipaje y las cosas pequeñas que necesitan. Y para responder a la pregunta popular sobre a quién pertenecen los compartimientos superiores, la respuesta es, bueno, a nadie.

Así es como funciona: en realidad, los compartimientos superiores no tienen un asiento asignado que te permita saber en dónde colocar tu maleta cuando todos están en el avión. Ese espacio es para todos, por esta razón, cuando todos los pasajeros están a bordo, los compartimientos se convierten en un tipo de juego de caza. No obstante, toma en cuenta que hay un número específico de cosas que pueden caber en los compartimentos, los auxiliares de vuelo pueden mover las cosas y colocar maletas más grandes al momento de revisar.

6. Usar el baño antes de despegar

Cuando la naturaleza llama, tienes que manejarlo. Todos tienen las mismas oportunidades para ir al baño en el aeropuerto las veces que sean necesarias, incluso durante el periodo de abordaje antes de que el avión despegue. A pesar de que no hay reglas específicas que impidan el uso del baño antes del despegue, es realmente peligroso para ti mientras el avión está en la pista de rodaje. El piloto no puede encender legalmente el avión o despegar si alguien está en el baño, así que usarlo durante este periodo de tiempo puede causar demoras en el vuelo.

5. No utilizar el cinturón de seguridad

Tú sabes las reglas: tenemos que usar los cinturones de seguridad en el avión cuando el anuncio está encendido y los que tienen miedo a volar son mucho más sensibles a los peligros que puedan ocurrir durante el vuelo, especialmente en turbulencia. Incluso si decides que el cinturón de seguridad no es necesario, una ligera turbulencia puede causar que te muevas de tu asiento, causándote daño a ti o a los pasajeros de tu alrededor. Hace unos meses, la aerolínea Air Canada tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en Calgary debido a la turbulencia y 21 pasajeros que fueron hospitalizados porque no llevaban sus cinturones de seguridad. Y lo peor fue que ellos lastimaron a las personas de alrededor quienes sí llevaban puestos sus cinturones.

4. Pelearse con otros pasajeros

Es algo normal sentirse agitado cuando estás atrapado durante horas en la cabina de un avión con personas igual de agitadas. Incluso el malentendido más ligero puede causar argumentos sobre las cosas más pequeñas. Han existido numerosas ocasiones cuando el avión tuvo que dar marcha atrás o hacer aterrizajes de emergencia debido a que las discusiones verbales pasaron a ser físicas. Hay dos cosas que los pasajeros no quieren: contaminación acústica y estrés por estar en medio de una pelea o discutir con pasajeros. Para más información y consejos sobre cómo evitar peleas a bordo, puedes hacer clic aquí.

3. No cuidar tu higiene

Nadie quiere sentarse durante horas junto a alguien que tenga un mal olor, mal aliento o una mala higiene en general. Y si bien es posible que te preocupe sentarte al lado de una persona con una mala higiene, en primer lugar, deberías cuidar de la tuya. Como dice el viejo dicho: “Sé el cambio que quieres ver en el mundo”, esto también aplica para las cosas más pequeñas. Siempre lleva contigo un chicle, use desodorante y, lo más importante, báñate antes del vuelo.

2. Escoger un asiento intermedio o de ventanilla cuando tienes que ir frecuentemente al baño

Según datos de una encuesta reciente, las personas prefieren ir al dentista (lo cual, realmente es aterrador) en lugar de sentarse en el asiento de en medio en un avión. Este asiento puede ser estresante porque no sabes cómo ponerte cómodo. Pero lo que es aún más molesto es cuando alguien con una vejiga relativamente pequeña quiere ir al baño cada media hora. Si ir al baño es un asunto urgente, no seas tímido y pídele a tu compañero de asiento cambiar de lugar por un tiempo para que no tengas que pedirle que se mueva durante todo el vuelo. Esta es la manera más considerada para manejarlo.

1. Hacer algo que pueda molestar a los demás pasajeros

Esto podría ser algo evidente, pero aun así vale la pena señalarlo. Existen varias cosas que pueden molestar a las personas y a veces podemos estar haciendo pequeñas cosas que no percibimos como malas hasta que alguien decide que ya ha tenido suficiente y nos dice que nos detengamos. Para evitar una confrontación y mantener a todos contentos, no hagas lo siguiente:

  • No depiles tus cejas, cortes tus uñas o limpies tus oídos durante un vuelo. Hay un momento y lugar para estas cosas y no es precisamente en un espacio público, como un vuelo.
  • ¡No te levantes de tu asiento para platicar con tu amigo! Las personas no quieren escuchar tus conversaciones personales y puede hacer que se sientan incómodos.
  • Cuando hables con el pasajero de al lado, intenta hablar en voz baja, ya que a algunos pasajeros les gusta pasar su tiempo en el avión durmiendo.
  • No juegues en tu teléfono con un alto volumen, esto puede ser desagradable para otros pasajeros.

¿Qué es lo que más te molesta al volar? Queremos escuchar tus experiencias e historias personales sobre cosas que te hayan molestado al viajar.

6-25
10k