Por esta razón las botellas de refresco tienen bultos en la base

Curiosidades
hace 6 meses

La mayoría de las botellas de plástico de refrescos tienen cinco bultos en la base. En cambio, las botellas de plástico que contienen agua o jugo tienen bases casi planas, con excepción de una pequeña curvatura. Una botella se fabrica poniendo un tubo de plástico en un molde y soplando aire en su interior. Esto hace que se expanda hasta tomar la forma necesaria. El problema es que las botellas suelen tener un pliegue hacia afuera en la base que las vuelve inestables. Para evitarlo, se empuja un poco de aire hacia adentro desde el fondo, creando ese pequeño pliegue. Los fondos planos son más frecuentes porque hace falta menos plástico para fabricarlos, pero los refrescos y el agua con gas necesitan un tratamiento especial. Estos líquidos tienen una presión interna que puede empujar el plástico hacia afuera, lo que puede estropear el fondo y arruinar la estabilidad de la botella. Por eso, los fondos de las botellas de refrescos tienen una forma curvada; de esta manera, son más resistentes a la presión. Intenta doblar un papel normal y un tubo de papel: el segundo opondrá más resistencia. El plástico curvado también es más resistente a cualquier presión.

No todos los insectos se acercan hacia la luz. Se sabe que algunos la evitan por completo. Pero los que sí se sienten atraídos por las luces brillantes tienen sus propias razones. Los mosquitos, por ejemplo, no vuelan hacia una fuente de luz, como una bombilla, por la luz en sí. Se sienten atraídos por el calor que desprende, que les resulta agradable en una noche fría. Algunos insectos que comen néctar de flores pueden confundir las bombillas con flores. Sucede que el néctar refleja la luz ultravioleta, y algunas bombillas emiten la misma cantidad de esta luz. Por eso, los insectos pueden llegar a confundirse. La mayoría de los celulares que toman fotos de alta calidad tienen varias cámaras. Cada una de ellas tiene su propia función. Una de las lentes suele utilizarse para tomar fotos de cerca, lo que ayuda a que los detalles sean más nítidos. El problema es que no es lo suficientemente buena como para capturar cosas en movimiento. Por eso, los celulares suelen tener otra lente para esta función. Todas las cámaras de un teléfono deben funcionar juntas; de lo contrario, sus defectos individuales no permitirán que tu dispositivo ofrezca el mejor resultado.

Muchos enchufes que se colocan en dispositivos, como los de los auriculares, tienen pequeños anillos de plástico. Son importantes porque separan las diferentes secciones de un enchufe. Estas secciones se denominan clavijas, y cada una tiene una función diferente. Los enchufes tienen al menos un anillo de plástico, ya que cualquier enchufe debe estar dividido en al menos dos clavijas: una para anular las interferencias y otra para transportar la señal. Si, por ejemplo, el enchufe de tus auriculares tiene un anillo y dos partes, transmiten el mismo sonido tanto al oído derecho como al izquierdo. Si hay dos anillos y tres secciones, una sirve para anular las interferencias y las otros dos están destinadas a cada uno de los oídos. Tres anillos y cuatro secciones indican que tienes un set con micrófono: una sección básica, una para cada oído y otra para el micrófono.

Las moscas se frotan las extremidades para limpiarlas, así de sencillo. Una mosca tiene pequeños pelos por todo el cuerpo. Los de sus extremidades sirven como detectores; por ejemplo, la ayudan a encontrar comida. Pero, en el mundo de las moscas, las partículas diminutas (como los granos de polen o el polvo) se pegan a su cuerpo y, especialmente, a sus patas. Por eso, la mosca se las frota cada vez que tiene la oportunidad de limpiarlas. Otro dato sobre las moscas es que son muy rápidas. Intenta atrapar una mosca y fallarás decenas de veces. Para ellas, los humanos parecemos perezosos. Eso se debe a que, en comparación con nosotros, estos insectos ven el mundo en cámara lenta. Cada especie tiene una percepción diferente de la velocidad. La velocidad a la que se mueve el mundo que te rodea es dos veces más rápida para una tortuga... y cuatro veces más lenta para una mosca. Pon un video a 0,25 de velocidad e imagina que alguien se acerca a ti así de despacio: así es como te ve una mosca. Por lo tanto, el insecto tiene tiempo suficiente para escapar.

Las pelotas de tenis son amarillas por una razón. Al principio solían ser negras o blancas según el color de la cancha. En 1972, la Federación Internacional de Tenis hizo obligatorio el uso de las pelotas amarillas que conocemos hoy, ya que este tono amarillo verdoso es el más visible para el ojo humano. Además, los espectadores que ven tenis por televisión pueden ver mejor estas pelotas. Este color se conoce como amarillo óptico, y también se lo suele utilizar para las señales de tráfico. Los autobuses escolares son amarillos por una razón similar: para llamar la atención. Sorprendentemente, el amarillo es más visible que, por ejemplo, el rojo. Es más probable que lo veas en la oscuridad o en un día de lluvia o niebla. El color del autobús no es realmente amarillo, tiene un poco de naranja. El nombre oficial de este tono es “amarillo brillante de autobús escolar nacional”.

Los balones de baloncesto también son naranjas por razones de visibilidad. Antes de los años 50 eran marrones. El entrenador de un equipo universitario decidió que era demasiado difícil de ver, tanto para los jugadores como para los aficionados, así que comenzó a trabajar con una empresa para desarrollar un balón más visible. Lo hicieron de color naranja. Fue utilizado por primera vez en un juego de 1958. A todos les gustó tanto que se decidió mantener el color. El balón de fútbol fue diseñado para ser visible en una pantalla de televisión en blanco y negro. En aquella época, pintar un balón de fútbol de otro color no tenía ningún sentido. El blanco y el negro creaban el contraste necesario, y la gente que veía la televisión podía ver el balón más fácilmente. Ahora tenemos televisión a color, pero a nadie le ha importado lo suficiente como para cambiarlo. Supongo que estamos más que bien con el balón blanco y negro.

En el pasado, la mayoría de los aviones estaban pintados de cromo o ni siquiera eran pintados. Ahora, la mayoría son blancos. Los colores absorben la luz. Si sales vestido de negro en un día caluroso, tu ropa la absorberá, y es probable que sudes. Pero el blanco refleja la luz. Si pintas un avión de ese color, se calentará menos y será menos probable que se dañe por la radiación solar. Además, cualquier otro color se desgastaría con el tiempo debido a la constante exposición a la luz solar. Los aviones blancos siguen siendo bonitos durante mucho más tiempo. Como si fuera poco, el blanco permite detectar cualquier daño en el cuerpo del avión con más facilidad. Rojo, amarillo, verde: ¿por qué son los colores del semáforo? Incluso en nuestra vida cotidiana, el rojo se asocia fuertemente con “alto” y el verde, con “avanza”. El rojo tiene la mayor longitud de onda; eso significa que puede verse desde una distancia mayor que cualquier otro color. Por esta razón, se lo ha utilizado durante mucho tiempo como color de advertencia.

Pensemos en los semáforos de los trenes. En el pasado, se elegía el verde para indicar precaución, y el color para avanzar era el blanco. Sin embargo, no era la mejor opción. Por ejemplo, las estrellas o cualquier otra luz blanca solían confundirse con la luz de “avanza”. Al final, se decidió cambiar el color de “avanza” a verde y el color de “precaución” a amarillo. Estos colores eran fácilmente distinguibles entre sí y del resto. Los semáforos de la carretera siguen el mismo patrón: rojo, amarillo y verde... excepto en Japón. En lugar de verde, utilizan el azul. Anteriormente, el japonés solo tenía palabras para cuatro colores básicos: blanco, negro, rojo y azul. Todo lo que era verde se denominaba azul. Por cierto, en el idioma moderno, los japoneses sí tienen una palabra para el verde.

Incluso la palabra utilizada para “bambú”, que parece verde para el resto del mundo, significa “bambúes azules” en japonés. Cuando aparecieron los semáforos, eran verdes, como en el resto del mundo, pero los documentos oficiales seguían describiendo el color como azul. El problema es que las normas internacionales de tráfico establecen que uno de los colores de los semáforos debe ser el verde. Esto significa que los japoneses no podían cambiarlo. Japón encontró un punto intermedio: decidieron utilizar el tono de verde más azul posible. Así que, técnicamente, el semáforo es lo suficientemente verde como para obedecer la ley internacional.

La mayoría de las butacas de cine son rojas. Este color no se eligió para mejorar la visibilidad, todo lo contrario. En condiciones de poca luz, el rojo es el primer color que desaparece frente a nuestros ojos. Eso es lo que queremos en una sala de cine: no ver nada más que la pantalla. Pero tengo una pregunta: ¿por qué las señales de “alto”, que son tan importantes, están pintadas de rojo, si es el primer color que desaparece cuando está oscuro? Puede que te lo cuente la próxima.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas