Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Atributos del vino tinto que tal vez no conocías

Después de un duro día de trabajo, en las comidas o como acompañante de largas conversaciones, el vino esta presente dentro de la dieta de la mayoría de los habitantes de los países europeos y del continente americano. Pero ¿sabías que su consumo moderado está asociado con tener buena salud?

Genial.guru quiere compartir contigo algunas razones para seguir disfrutando con moderación de esta deliciosa bebida.

1. Es antioxidante

En 2013, en el marco de un estudio sobre la oxidación de las células se realizaron pruebas con vino tinto y blanco en iguales cantidades. El equipo de especialistas de la Escuela Médica Robert Wood Johnson descubrió que el vino tinto ayuda a retrasar el proceso de oxidación, a diferencia del blanco, que no resultó ser tan efectivo. Las propiedades antioxidantes de esta bebida pueden ayudar a la salud de los tejidos celulares de nuestro cuerpo, desde la piel hasta los órganos internos.

2. Evita que ganes peso

El consumo de vino tinto en cantidades moderadas puede evitar que acumulemos grasas en nuestro cuerpo y ganemos peso. Para demostrar esto, el Departamento de Bioquímica y Biotecnología en Cataluña realizó pruebas con dietas altas en calorías, incluyendo vino tino solo en algunas. El resultado fue que el aumento de peso por esta dieta fue mayor en los casos en donde no se consumió la bebida.

3. Evita la depresión

Si ingerir alcohol está relacionado con problemas de depresión, ¿cómo es que el vino sirve para contrarrestarla? La respuesta fue encontrada en un estudio realizado por científicos de Madrid, en el que se descubrió que los índices de depresión eran menores en los países mediterráneos, aunque su consumo de alcohol era similar al de otros países. Establecieron que el vino era un factor determinante.

4. Es saludable para el corazón

Los flavonoides que se encuentran en el vino tinto, junto con sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, generan un mecanismo de defensa que protege a tu corazón de enfermedades cardiovasculares, previniendo la oxidación de las células y la formación de coágulos que pudieran ocasionar infartos en el futuro. Por eso, los expertos recomiendan consumir una copa de vino al día.

5. Protege tus ojos

Las uvas contienen una gran cantidad de resveratrol, el cual no se pierde durante la elaboración del vino. Según un estudio, este componente previene la degeneración de la retina causada por la larga exposición a la luz y elementos del medio ambiente como tierra y polvo, ya que activa la proteína necesaria que hace que pueda regenerarse y protegerse a sí misma, previniendo la ceguera a largo plazo.

6. Reduce el colesterol

Como mencionamos anteriormente, el consumo de vino tinto disminuye el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, pero esto se debe, en gran parte, a que componentes como el resveratrol ayudan a que el colesterol saludable sea superior comparado con los índices de colesterol malo, reduciéndolo y evitando obstrucciones arteriales.

7. Es bueno para tu salud bucal

Un estudio de la Sociedad Americana de Química reveló otro beneficio de los polifenoles encontrados en el vino tinto. Mientras que el uso excedido del alcohol está relacionado con la caries y otros problemas dentales, consumir vino puede reducir el daño dental, el desgaste y la inflamación de las encías provocados por la acumulación de bacterias.

8. Fortalece tus huesos

Durante un estudio realizado en adultos mayores de 60 años se comprobó que el consumo moderado de vino tinto está asociado con una mayor densidad ósea. Beber una o dos porciones de esta bebida al día presentó mayores beneficios a largo plazo (aunque su consumo desmedido puede provocar los efectos contrarios), en comparación con otro tipo de licores.

9. Previene el Alzheimer

Tomar una copa de vino después de un duro día de trabajo puede ayudarte a despejar la mente y a relajarte un poco. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Rochester asegura que el vino tinto puede hacer mucho más que eso. Su consumo moderado puede ayudar a eliminar toxinas y a reducir la inflamación del cerebro, factores de riesgo para el Alzheimer.

10. Regula el azúcar en la sangre

Mientras la ingesta de alcohol está asociada con el padecimiento de diabetes, el vino tinto hace la diferencia. En casos de diabetes tipo 2, se ha comprobado que los pacientes que ingieren esta bebida, ya sea en modalidad dulce o seca, presentan una reducción de la generación de ácidos grasos y también mantienen niveles de azúcar saludables en su sangre. Algo muy importante sobre este dato es que solo es recomendable si la dieta de los pacientes es la correcta.

11. Combate infecciones gastrointestinales

Tanto el vino tinto como el blanco tienen propiedades antibacteriales. Por esta razón, expertos aseguran que ingerir esta bebida en cualquiera de sus variedades durante las comidas ayuda a reducir las probabilidades de adquirir una infección estomacal, sobre todo cuando te encuentras de viaje. Esto se debe a que el vino contiene salicilato de bismuto, utilizado para el tratamiento de malestares como la diarrea.

12. Previene el cáncer de colon

Según un estudio publicado en el Diario Británico del Cáncer, la gran cantidad de antioxidantes que contiene el vino tinto puede prevenir y ser útil en el tratamiento del cáncer de colon, ya que estos beneficios que provienen del resveratrol y los distintos polifenoles que contiene la bebida ayudan a la regeneración de las mucosas del intestino grueso y delgado, previniendo la aparición y reproducción de células cancerígenas.

¿El vino forma parte de tu ingesta diaria de alimentos? ¿Qué otros productos consideras importante incluir en la dieta para mantenernos saludables? Comparte tu opinión con nosotros en los comentarios.

Compartir este artículo