13 Consejos para devolverles el brillo a tus ojos y mantenerlos saludables

Trabajar largas horas frente al ordenador, forzar la vista bajo el Sol, dormir menos horas de las que nos gustaría... todas estas actividades pueden provocar que los ojos comiencen a opacarse con el tiempo. La sequedad ocular es uno de los primeros culpables que harán que, cuando te mires al espejo, notes que tu mirada luce cansada y sin luz.

Genial.guru quiere contarte cómo puedes hacer para devolverles a tus ojos la luz que les pertenece.

1. Limpia tus ojos con té verde

Las bolsas de té verde son sumamente efectivas cuando se trata de reducir bolsas negras e hinchazón en los párpados. Además de ser un producto que se consigue con mucha facilidad, este té contiene cafeína y antioxidantes orgánicos que calman y refrescan el sistema ocular.

Para llevar a cabo una limpieza correcta, calienta agua y viértela en un recipiente donde previamente hayas colocado las bolsitas. Una vez mojadas, escúrrelas y déjalas enfriar. Luego de media hora pon las bolsas tibias en tus ojos y masajéalas contra ellos por 15 minutos.

2. Consume más ácidos grasos esenciales

Las grasas esenciales, conocidas como omega-3 y 6, adquieren ese nombre porque no pueden ser producidos por el cuerpo y, consecuentemente, deben ser consumidos. Se ha descubierto que las comidas ricas en estos ácidos, como el aguacate, el salmón y las nueces, pueden ayudar al desarrollo ocular en niños y prevenir variedad de enfermedades oculares en adultos.

3. Evita frotarte los ojos

Es muy común que nos frotemos los ojos a lo largo del día (mucho más tiempo del que deberíamos pasar tocándolos). Cuanto más se frotan, más se debilita la piel de alrededor y la córnea interior. Los párpados son muy sensibles y poseen pequeñas venas justo por debajo de la superficie. Al frotar la zona con fuerza, estos vasos pueden llegar a romperse y liberar un poco de sangre. Como consecuencia, bolsas negras aparecerán temporalmente.

4. Protege tus ojos del Sol

Es de mucha importancia cuidar los ojos de la exposición solar. Exhibirse ante rayos UV se ha relacionado a través de los años con el desarrollo de varias enfermedades oculares. También hay que recordar que el Sol es fuertemente dañino para la piel y conlleva muchas desventajas estéticas. La aparición de arrugas y pliegues alrededor el área ocular es de las consecuencias más notorias.

5. Duerme lo necesario

Durante todo el día se está constantemente expuesto ante nuevos estímulos. Estos hacen que la vista intente enfocar constantemente, gastando más energía y generando lágrimas. Dormir de 7 a 8 horas es esencial para el cuerpo y la mente, al igual que para el sistema ocular. Al descansar, el cuerpo puede volver a producir las lágrimas naturales que el ojo necesita en el día para mantenerse hidratado y funcionar.

6. Toma mucha agua

Todo el cuerpo necesita funcionar gracias al agua que se ingiere, y la vista no se queda atrás. Se recomienda tomar como mínimo 8 vasos a lo largo del día. La hidratación es clave para que los ojos no se desidraten, lo que causa que la musculatura no cuente con uno de sus combustibles esenciales.

7. Utiliza pepinos para evitar la hinchazón

Lo que hemos visto durante tantos años en las películas es real, ya que los pepinos son excelentes para disminuir la hinchazón en los ojos y reducir el color de las bolsas. Al contener vitamina C y grandes cantidades de agua, estimula a las células de la piel y las hidrata. Para que haga efecto se deben cortar las rodajas de pepino y dejarlas reposar en los párpados por 15 minutos.

8. Elige bien el maquillaje que utilizarás

Algunas personas tienden a usar maquillaje a diario, aunque sea un poco, pero muchas no verifican las fechas de expiración de estos, principalmente de la máscara de pestañas, que es lo que roza los ojos más de cerca. Si el maquillaje caducó, sin importar si aún le queda mucho producto, debe ser desechado. Además, es necesario desmaquillarse y lavarse la cara antes de ir a dormir siempre.

9. Compra gotas para humectarte los ojos

Las lágrimas artificiales funcionan de maravilla en aquellos que tienden a tener los ojos secos. Es una de las opciones más fáciles y efectivas para esta condición. Proveen un alivio inmediato, haciendo que los ojos recuperen su humectación original y luminosa.

10. Considera dejar de fumar

Es bien sabido que fumar daña gran parte de nuestro cuerpo. Va más allá de lastimar a los pulmones, ya que el sistema ocular también corre el riesgo de enfermarse. Fumar está relacionado con desarrollar cataratas, uveítis y degeneración macular. Además, tiende a incrementar las probabilidades de que estos padecimientos aparezcan y opaquen seriamente la vista.

11. Intenta pasar menos tiempo frente a las pantallas

Al trabajar, utilizar las redes sociales y enviar mensajes es casi imposible no usar pantallas electrónicas. Aun así, podemos reducir el tiempo que nos exponemos a ellas. Hay una técnica conocida como regla 20-20-20. Se trata de separar la vista de la pantalla cada 20 minutos, dirigiéndola hacia un espacio que esté a 20 metros de distancia durante 20 segundos. Al hacer esto, el músculo ocular se relaja y se reduce la fatiga visual.

12. Ejercítate un par de veces por semana

El ejercicio regular es una acción que el cuerpo necesita para funcionar correctamente. Es popularmente conocido sus beneficios mentales. Sin embargo, debe ser relacionado de la misma forma con los ojos. Ejercitar está conectado en la medicina con reducir las probabilidades de contraer cataratas y glaucoma, ya que estimula el flujo de la sangre hacia la retina, mejorando la salud del músculo ocular notablemente.

13. Utiliza compresas tibias

Altamente recomendable para ojos cansados y secos, las compresas tibias pueden llegar a relajar en gran medida el músculo ocular. Tienden a funcionar en varias partes del cuerpo, ya que son muy efectivas a la hora de reducir inflamaciones y dolores. Además, el calor sobre el ojo ayuda a que este se humecte y se distienda, relajando la mirada.

¿Cómo haces que tu mirada se mantenga sana e iluminada? ¿Podrías agregar más consejos a la lista? Cuéntanos en la sección de comentarios.

Ilustró Natalia Tylosova para Genial.guru
Compartir este artículo