Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Científicos aseguran que los adultos mayores que estén acompañados tendrán una vida más longeva

8--5
498

El estado anímico determina mucho en nuestras vidas. Factores como depresión, ansiedad, estrés, estados de demencia e incluso alzhéimer, podrían prevenirse por el simple hecho de estar de buen humor. Tener una sonrisa en el rostro y algo de compañía en el día a día es beneficioso para todos, desde niños hasta adultos mayores. En el caso de las personas de tercera edad, podría incluso alargar y mejorar su vida; de hecho, los científicos aseguran que compartir con los ancianos es altamente provechoso para su salud y longevidad.

Genial.guru quiere compartir contigo estos beneficios y algunos consejos, que brindan el pasar más tiempo con adultos mayores, que serán provechosos tanto en ellos como en ti.

Previene síndromes producidos por la soledad

No todas las personas son iguales, hay quienes se sienten a gusto con su soledad, pero, ciertamente, la mayoría disfruta de estar en compañía o de pertenecer a un grupo social. En personas de tercera edad que hayan tenido hijos, propios o adoptados, suele desarrollarse el síndrome del nido vacío. Este puede desencadenar graves problemas, como la depresión o ansiedad por la sensación de abandono de parte de los hijos que se van de casa. Este síndrome es un claro ejemplo de que el ser humano, en la mayoría de casos, necesita compañía. En personas mayores, tener dicha compañía es un alivio, en torno al brusco cambio de cesar muchas de sus rutinas y actividades por haberse retirado de sus trabajos.

Aumenta su autoestima

La mera compañía no fortalece la autoestima de una persona de la tercera edad que quizá no se sienta pleno en el lugar en el que está porque probablemente el trato no sea el adecuado; pero, siguiendo algunas recomendaciones brindadas por la Asociación Americana de Psicología, bien podría mejorar el ánimo de las personas mayores que ya hayan presentado síntomas de depresión. También podrían ser de ayuda las actividades que fomenten la integración, el desarrollo cognitivo y den una sensación de adhesión social. Hay que recordar que, al envejecer, el deterioro del cerebro es igual de posible como el de cualquier otro órgano del cuerpo que se desgaste con los años. Mantener la mente activa y un buen estado anímico es fundamental.

Les hace sentirse útiles

Sentirse capaz, ser necesario, pensar que sí puedes hacer lo que te propones, es un deseo en común entre la mayoría de las personas en cada etapa de sus vidas. Este deseo se acrecienta en la edad madura, en principio porque aparecen enfermedades o limitaciones físicas y mentales que llevan a pensar que será más difícil sobrellevar todo. Condiciones como esas pueden arrinconar a las personas mayores a un constante desánimo e incluso a malhumorarse; es allí en donde entra en juego la compañía familiar, que ayuda a generar la convicción necesaria para realizar actividades que generen satisfacción y plenitud; algunas que incluso no se hayan practicado antes, como aprender a tejer o aventurarse a usar las nuevas tecnologías.

Se sienten integrados a la familia

Integrarse a las actividades familiares y comprender los nuevos roles de una manera respetuosa podría ser de gran ayuda para los adultos mayores. Un estudio conducido por Jennifer Bauhn y publicado en la revista de la Sociedad Norteamericana de Menopausia menciona que cuidar a los nietos podría ayudar a prevenir enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer y la demencia senil. Por supuesto que, para que todo esto llegue a un resultado positivo, se debe de respetar el tiempo personal de cada individuo, fomentando además el autocuidado y amor propio en las personas de tercera edad. Esta clase de integración es muy fácil de realizar y aporta grandiosos beneficios tanto a los adultos mayores como a los hijos y los nietos.

Disfrutan más de esta nueva etapa

Las emociones que acompañan a cada persona en los diferentes momentos de su vida son fundamentales en diversas ocasiones; como para la correcta toma de decisiones, el poseer un equilibrio mental, tener sensación de plenitud y el disfrutar del mejor estado físico posible. Llegar a la tercera edad entendiendo qué es necesario dejar atrás y con cuáles situaciones hay que aprender a lidiar es idóneo para todo ser humano que alcance este punto de su vida. La compañía, no solo de familiares, sino también de amigos, puede prevenir enfermedades mentales e incluso algunas físicas, cuyo desencadenante suelen ser las emociones, como lo es la hipertensión. Tener la posibilidad de compartir, charlar y disfrutar de un momento al día con amigos o familiares, sintiendo una conexión real, mejoraría muchos cuadros clínicos en personas mayores.

Mejora su salud general

Enfermedades crónicas, discapacidades adquiridas, complicaciones psiquiátricas e incluso la necesidad de depender de un medicamento, pueden llegar a alterar emocionalmente al adulto mayor. El apoyo de amigos y familiares, directa o indirectamente ante tales situaciones, puede marcar una gran diferencia en esta etapa de vejez. El soporte que le pueden brindar a una persona de tercera edad no solo debería ser un asunto familiar o tan siquiera de algún amigo cercano; lo correcto sería un mayor apoyo por parte de toda una comunidad que sepa de personas mayores que viven solas e incluso aisladas. Mejorar su día a día con pequeñas cosas como mejores accesos viales, descuentos más considerados y un mejor trato que permita una verdadera conexión ante la sociedad podría hacer un notorio cambio en la manera en que se lleva la vida de la población mayor.

Extiende su longevidad

Lograr una vida más larga pese a las dificultades que acarrea el envejecimiento es posible según un estudio de la Universidad de California en San Francisco. La investigación, que se realizó en 1604 adultos mayores, sugiere que las personas que viven solas o aisladas llegan a desarrollar depresión, ansiedad, demencia senil e incluso a empeorar terriblemente las complicaciones médicas o enfermedades crónicas que se les habían ido desarrollando con el pasar de los años. Mientras que los que disfrutaban de la compañía de familiares y amigos, siendo estos últimos bastante gratificantes socialmente, vivieron con mayor calidad de vida por más años en comparación con el grupo del estudio que se mantuvo solo.

Para ayudar a sobrellevar la depresión o ansiedad en adultos mayores, la Asociación Americana de Psicología, con la ayuda de la Doctora Susan Silk; brinda los siguientes consejos:

  • Ten presente los cambios o problemas físicos que pueda tener: Antes de iniciar en la vida de una persona de tercera edad una nueva actividad, incluso si es recomendada; es necesario consultar con su doctor al respecto, de ser necesario pedir una segunda opinión médica, para evitar empeorar o generar problemas de salud.

  • Ten paciencia y respeta sus opiniones: Un anciano suele tener una actitud firme ante las cosas, así que desde su punto de vista los sucesos que vive y la manera en cómo le hables; podrían llegar a dar pie a discusiones, las cuales no son buenas para su salud. Trata de conversar, para llegar a acuerdos de ambas partes antes de hacer los cambios necesarios para mejorar su calidad de vida.

  • Prueba ser condescendiente: Un adulto mayor puede ser más sensible de lo que piensas, es por ello que, junto con el abandono, desarrollar depresión es sumamente fácil. Para lidiar con la fragilidad que presentan, intenta utilizar expresiones positivas y tener paciencia. Si nada de esto funciona y se desencadenan otras complicaciones, siempre puedes consultar con un psicólogo que brinde una guía tanto a quienes quieren ayudar, como a la persona de tercera edad.

Compartir con adultos mayores es gratificante y muy positivo para todos, formar una amistad con un anciano lleno de sabiduría es maravilloso. Y tú, ¿ocuparías unos instantes de tu día para acompañar a alguien de la tercera edad? ¿Crees poder marcar una diferencia en su vida? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Imagen de portada brfcs / Pixabay
8--5
498
Compartir este artículo