Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Cosas que no deberías hacer antes de un vuelo

Un vuelo siempre es una situación de estrés, incluso para aquellos que no tienen miedo y adoran volar. Evidentemente, se necesita prever todo de antemano, empacar correctamente la maleta, llegar a tiempo al aeropuerto y pasar por todos los “procedimientos” previos a abordar el avión. Son tantas cosas que a veces la cabeza da mil vueltas, incluso en los viajeros experimentados.

Genial.guru adora viajar y por eso reunió una lista de algunos errores que la mayoría de las personas, aunque sea una vez, comete en el aeropuerto.

1. Colocar los documentos en un bolso pequeño

Algunos viajeros colocan dinero y documentos en un bolso pequeño para tener todo lo necesario a la mano. Pero entre más unidades de equipaje normal y de mano lleves contigo, más difícil será cuidar todo. Un bolso discreto puede colocarse en un asiento del transporte público o en la cafetería del aeropuerto. El pasaporte es mejor colocarlo en el bolsillo de una prenda que siempre este contigo y es mejor separar el dinero en pequeñas cantidades y colocarlo en diferentes lugares.

2. No averiguar de antemano cómo llegar al aeropuerto

Al depender del autobús o el metro para llegar hasta el aeropuerto, no olvides investigar de antemano el horario del transporte público. Hay ocasiones cuando no existen rutas nocturnas, por eso no debes esperar tu autobús, de lo contrario, perderás tu vuelo. Por otro lado, las redes de transporte de algunas ciudades tienen un transporte especial que funciona en un horario nocturno. Por eso, si tienes un equipaje ligero y vives cerca de la parada, gastar en taxi estará de más.

3. No medir el tiempo correctamente

De acuerdo con la norma implícita, se debe llegar al aeropuerto 2-3 horas antes del vuelo. Sin embargo, en ocasiones, este tiempo es demasiado y tienes que esperar un buen rato en la agotadora sala de espera. Por otro lado, aquellos que adoran hacer todo en último momento, se arriesgan a llegar tarde.

Si tienes problemas con la administración del tiempo, presta atención a esta aplicación para organizar tu viaje. Estos auxiliares te dirán la hora a la que se abrirá el abordaje de tu vuelo. Llega al aeropuerto 1,5 horas antes de esto y es casi seguro que llegues a tiempo, especialmente si te has registrado de antemano.

4. No hacer el registro en línea del vuelo

Muchas compañías aéreas ofrecen servicios de registro en línea, ya que para ellas es rentable mantener menos empleados. Por eso, los transportistas no solo alientan a aquellos que de antemano han cuidado su lugar a bordo, sino también, en ocasiones, "castigan" a los pasajeros que no hacen su registro en línea. Esto es especialmente cierto para las aerolíneas de bajo costo. Por ejemplo, Wizzair cobra 30 euros por su servicio de registro en el aeropuerto.

5. Decidir pasar la noche en el aeropuerto

Esto es lo peor que se le puede venir a la cabeza a un turista. En la mayoría de los aeropuertos no hay lugares equipados para pasar la noche, únicamente sillas rígidas con posabrazos. Relajarse o descansar plenamente en tales condiciones es imposible. Por eso, al día siguiente, lamentarás haberlo hecho. Solamente llegarás a dormir en lugar de disfrutar tus vacaciones.

Si la perspectiva de dormir en tu propia maleta no te convence, puedes confirmar de antemano el horario de trabajo de las salas ejecutivas y el costo de la estancia. En ocasiones, el costo para ingresar no excede el precio de una comida, sin embargo, pasarás el tiempo de manera confortable.

6. Pagar por exceso de peso en el equipaje

Es conveniente saber el peso de tu equipaje antes de tu viaje al aeropuerto, de lo contrario, podrás enfrentarte a una difícil decisión: o pagar por exceso de peso o reempacar algunas cosas en el equipaje de mano en último momento.

Si no tienes posibilidad de pesar tu equipaje de antemano, tendrás que hacer esto en el aeropuerto. En algunos aeropuertos se han colocado básculas por cuyo uso, en ocasiones, te piden una suma bastante considerable. Mientras que, como cualquier otro pasajero, puedes ir con el empleado del mostrador y pesar ahí tu equipaje absolutamente gratis.

7. Sellar con plástico la maleta

Al haber gastado en el servicio de embalaje del equipaje con plástico protector, muchos viajeros se enfrentan con un exceso de peso o recuerdan que dejaron algo importante dentro. Por lo que se tiene que cortar el embalaje y literalmente se convierte en dinero tirado a la basura. Si quieres estar seguro de la protección de tus maletas, es mejor elegir modelos con candados.

Al preocuparse por la limpieza de las maletas, muchos viajeros adquieren fundas reutilizables. A decir verdad, no todos las consideran muy prácticas. En ocasiones, se deterioran después del primer vuelo sin realizar lo prometido. Al parecer, la mejor salida son las maletas de materiales lavables.

8. Congregarse en los primeros dos puntos de revisión

Por lo general, la fila se distribuye de tal manera que precisamente en las primeras dos bandas siempre hay un frenesí. Intenta ir un poco más lejos y verás que allí la cantidad de personas es considerablemente menor.

Otro de los errores al momento de la revisión se refiere a los pequeños aparatos y accesorios. Frecuentemente se colocan en el fondo de la bandeja, cubriendo la parte superior con chaquetas y prendas superiores. Al hacerlo, te arriesgas a olvidar alguna prenda o dispositivo después de tomar tu chaqueta. Para estas cosas pequeñas, es mejor asignar una bandeja por separado.

9. Olvidarse de la regla de los líquidos en el equipaje de mano

A pesar de que todos los empedernidos viajeros saben perfectamente que en el equipaje de mano se pueden llevar líquidos con un volumen de no más de 100 mililitros, frecuentemente surgen problemas con esto. Alguien lo olvidará y colocará en el equipaje un champú de 0,5 litros; entonces interpretará incorrectamente la regla y decidirá que puede verter un poco de líquido en una gran bolsa. Al final, toda la fila en la sección de revisión estará esperando mientras el desafortunado pasajero resuelve estas cuestiones.

En el equipaje de mano se pueden llevar botellas con una capacidad de no más de 100 mililitros, el volumen total de los frascos no debe de ser mayor a 1 litro y todos deben estar empacados en una bolsa transparente especial. Además, algunos aeropuertos han introducido medidas muy rígidas al respecto. Por ejemplo, en el aeropuerto de Varsovia, se obliga a empacar los cosméticos en bolsas transparentes: cremas, delineadores, rímel y lápiz para los ojos.

10. Relajarse después de pasar la revisión

Puedes tener un sentimiento agradable de que todas las formalidades con el equipaje, revisiones y control de pasaporte se han quedado atrás. Sin embargo, esta no es una razón para olvidarte de todo y precipitarte para ir de compras a Duty Free. Por cierto, en algunos aeropuertos, como los de Milán y Salónica, estas tiendas se encuentran antes de los puntos de control de pasaporte. En ese caso, el riesgo a perder la cuenta del tiempo y dejar pasar tu vuelo es aún mayor.

Una táctica correcta es encontrar de antemano la salida de tu vuelo e ir hacia ella. En el tablero al lado de la puerta de embarque debe estar marcado el punto de tu destino. E incluso cuando encuentres la puerta, mira directamente el sitio web y checa el tablero electrónico. La puerta de embarque puede cambiar repentinamente y simplemente no conseguirás llegar a la nueva si ves el aviso en último momento.

11. Probar platillos no habituales antes del vuelo

Al encontrarte en el extranjero, definitivamente querrás probar la comida local. Sin embargo, no vale la pena dejarse llevar por lo exótico poco antes del vuelo. No está claro cómo reaccionará el organismo a un platillo al que no está acostumbrado. El malestar estomacal no solo puede arruinar tu viaje, sino causar serios problemas en tu salud en caso de que la intoxicación sea causada por peligrosos agentes patógenos.

12. Entrar en pánico

Incluso si algo no salió bien, por ejemplo, tu vuelo fue aplazado o cancelado, te perdiste o has perdido tus documentos, entrar en pánico solo empeorará la situación. Tienes que respirar profundamente y dirigirte con un empleado de la compañía aérea o aeropuerto. Ellos te darán instrucciones sobre la situación actual.

Bono: qué hacer si han retrasado tu vuelo

En algunas aerolíneas, al tener un retraso de más de dos horas, como compensación te ofrecen bebidas gratuitas. Cuando el retraso es de más de 4 horas, puedes obtener comida a cargo de la aerolínea. Alojamiento y traslado desde y hasta el aeropuerto se proporcionará en caso de que el vuelo se posponga en 6 o más horas durante la noche o en más de 8 durante el día. Pero todo esto dependerá de las políticas de la empresa. En algunos países, por ley, la empresa debe pagar una compensación por dichos inconvenientes.

Las compañías europeas ofrecen hotel si el vuelo se ha aplazado para el día siguiente. En caso de retraso del vuelo, incluso puedes devolver un boleto con una tarifa no reembolsable. También tienes derecho a una compensación por un retraso de más de 3 horas. Su tamaño depende de la distancia del vuelo.

Esperamos que esta información te ayude a evitar situaciones desagradables en el aeropuerto. ¿Qué consejos agregarías a nuestro artículo?

Ilustradora Yekaterina Ragozina para Genial.guru