Una madre describe crudamente cómo las redes sociales arruinan la autoestima de los padres y sus palabras nos hacen reflexionar

Esto le puede pasar hoy en día a cualquier padre: ves una foto familiar perfecta en la cuenta de las redes sociales de alguien y de repente te sientes deprimido y culpable, porque tu vida familiar no parece ser tan interesante. Una escena que Jen Flint vio una vez en una piscina la hizo escribir un post bastante fuerte en el que revelaba toda la verdad detrás de las fotos de padres “impecables” en las redes sociales y la forma en que pueden arruinar la autoestima de muchas personas. La publicación se volvió viral y condujo a que miles de mujeres y hombres que agradecieron a Jen por ser tan honesta.

En Genial.guru nos conmovió mucho la publicación de Jen y ahora queremos compartirla con todas las mamás y papás que hay entre nuestros lectores.

“Ayer, mientras estaba en la piscina, vi a una joven mamá y su hijita entrar al área de la piscina, vestidas con trajes en juego muy bonitos. La mamá, con sus perfectos rizos atados en una pañoleta que le combinaba con su traje, pasó los primeros minutos hablando en voz alta en su teléfono a una amiga mientras su hija estaba esperando para entrar a la piscina. Mamá terminó la llamada y procedió a extender los juguetes de la piscina y el protector solar en una toalla a juego también. Luego, después de encontrar el ángulo correcto y la luz adecuada, mamá sacó su trípode y tomó algunas selfies con su hija.

La pequeña pidió entrar a la piscina. Mamá dijo que esperara y luego hizo posar a su hija frente a la piscina, luego fue a la piscina y luego volvió a salir de la piscina. La pequeña sonrió y dijo: “¡Queso!” Como si lo hubiera hecho un millón de veces. Entonces mamá le dijo que podía jugar. La pequeña entró a la piscina y nadó por un par de minutos. Mamá llamó a una amiga y comenzó otra conversación, mientras que la pequeña le preguntó cortés y repetidamente: “Mamá, ¿puedes venir al agua conmigo, por favor?”

La niña fue completamente ignorada. “¿Mamá, vienes a jugar conmigo?”, preguntó 4 veces más. Mamá la miró, pero nunca dejó el teléfono. Después de 10 minutos, mamá terminó su llamada, recogió el protector solar que nunca se aplicó, los juguetes acuáticos que nunca tocaron el agua y luego a su hija, y abandonó la piscina.

Me senté allí por un momento a pensar en la situación que había presenciado. Me imaginé que las fotos que tomó se editaron perfectamente y se publicaron en las redes sociales con una leyenda como: “¡Tiempo de piscina con mi nena! #creandomemorias”.

En algún lugar, otra mamá estará en casa con sus hijos, la casa es un desastre debido a su juego, su cabello es ingobernable gracias a un arduo día de maternidad y su ropa está sucia de saliva o mantequilla de maní. Va a estar cansada, porque se ha pasado el día cocinando, cuidando, limpiando y jugando con sus hijos. Ella mirará esa foto y se comparará con la mamá perfecta en la piscina.

El enemigo le susurrará al oído: “No eres lo suficientemente buena... No te pareces a esa mamá en la piscina... No tienes dinero para comprar trajes de baño caros como ese, y no tienes tiempo para hacer recuerdos como ella”, y esa joven mamá se lo va a creer. Ella va a sentirse absolutamente fracasada. ¡¡Auchs!! Nunca sabrá que como pasó su tiempo ese día fue mucho mejor a los ojos de Dios y a los ojos de sus hijos que la supuesta “Mamá perfecta” en la piscina.

Lo que vemos en las redes sociales no siempre es real. A veces, y en la mayoría de ocasiones, es una completa mentira. Es una puesta en escena filtrada y falsificada.

A veces vemos fotos absolutamente impresionantes de vacaciones, casas hermosas y cabello recién arreglado, pero es solo UN momento. Es el mejor momento de un día entero, como el nuestro. Trabajando, limpiando, y recogiendo el desorden de los pequeños...

Mamás, no se comparen. ¡Tú eres suficiente! Eres increíble y la mejor parte es que eres REAL. ¡Tu camisa sucia y tu casa desordenada y tus niños felices son reales y son la prueba de que lo estás haciendo muy bien!".

¿Estás de acuerdo con las palabras de Jen? ¿Alguna vez te has sentido abatida por la presión de las redes sociales? Estaremos encantados de saber lo que piensas al respecto, por favor, deja una opinión en la sección de comentarios.

Imagen de portada jlo / Instagram
Compartir este artículo