Vemos el mundo de modo diferente... literalmente

Curiosidades
hace 5 meses

Al igual que las huellas dactilares, tu color de ojos es único. Incluso puede afectar la forma en que percibes la luz y hacer que tu visión sea única. Para entender cómo es esto posible, tienes que descubrir cómo se forma el color de estos. Este es el iris, la parte coloreada del globo ocular. Se compone de pigmentación, y su contenido determina tu color de ojos. Cada ser humano tiene una cantidad ligeramente distinta de ella. Por eso no hay dos personas con el mismo tono.

Tres genes específicos del cuerpo son responsables de los niveles de melanina y determinan la pigmentación. Las personas de ojos azules y verdes tienen menos de esta en el iris. Y los que poseen más melanina tienen tonos más oscuros, como café y avellana. Algunas personas excepcionales tienen hermosos ojos negros profundos, pero esto es solo una ilusión óptica causada por la abundancia de melanina. El iris negro puro no existe en la naturaleza. Aunque estos ojos parecen muy oscuros, en realidad son de color café profundo.

Los estudios han demostrado que la pigmentación de los ojos influye en la visión, independientemente de lo oscuros o claros que sean. Las personas con colores de ojos más claros son más sensibles a la luz, lo que puede hacer que se sientan incómodas en los días soleados. Si posees un tono así y tienes que entrecerrar los ojos cuando sales a la calle, no olvides ponerte lentes de sol. Tu iris contiene menos pigmento que sirve de protección contra los rayos del sol. Pero como la melanina actúa como unas gafas de sol naturales, tienes una mejor visión nocturna en comparación con las personas de ojos oscuros.

Por el contrario, si tienes un tono más oscuro, tus ojos pueden soportar mejor la luz brillante durante el día. Estas personas deberían sentirse más seguras al conducir por la noche, ya que los faros de los carros no las ciegan tanto. Pero eso no es motivo para tirar los lentes de sol. Sigues necesitándolos para proteger tus ojos oscuros de los rayos UV. El tono más inusual y raro es el rojo. Normalmente, los albinos llevan esta rara característica porque su iris es transparente debido a la falta de melanina. Los vasos sanguíneos dan un tinte rojizo. Y en algunos casos, el rojo se mezcla con el azul y crea un hermoso y extremadamente raro color púrpura. Por supuesto, estos ojos necesitan una cuidadosa protección contra la luz brillante.

El tono de tus ojos probablemente también influye en tu rendimiento deportivo. Investigadores de la Universidad de Louisville afirman que los estudiantes de ojos azules y verdes rinden más en tareas de ritmo automático en juegos como el golf, los bolos o el billar. Los estudiantes de ojos oscuros rinden mejor en tareas reactivas como la defensa o el golpeo de la pelota. Se estima que solo el 8 % de las personas en el mundo tienen los ojos azules. Pero este tono es el más común al nacer. Por lo general, la melanina se desarrolla con el tiempo hasta alcanzar la cantidad completa de pigmento de los adultos. Por eso el color de los ojos puede cambiar con el tiempo.

¡Pero no el tamaño del iris! A diferencia de la cara y de la mayoría de las partes del cuerpo, que cambian considerablemente a lo largo de la vida, los ojos y el iris tienen un tamaño y forma estables, independientemente de la edad que tengas. El diámetro promedio del iris es de 1,3 cm. Es extremadamente rico en todo tipo de crestas, motas, anillos y pliegues, que se establecen genéticamente. Normalmente, el patrón del iris no se forma por completo hasta los 2 años. Estos patrones son realmente únicos: incluso el de tu ojo izquierdo es diferente al del derecho, así como al de los ojos de cualquier otra persona del planeta.

La incapacidad de distinguir los colores, también conocida como daltonismo, afecta a alrededor del 8 % de los varones y al 0,5 % de las mujeres. Pero los tonos en sí mismos no son tan estables y objetivos como podría parecer. Múltiples pruebas han demostrado que las personas experimentan los colores de forma diferente, dependiendo de muchos factores, como la ubicación geográfica, el idioma y el sexo, por nombrar algunos. Esto significa que puedes disfrutar de la misma puesta de sol con tu amigo y ver matices completamente diferentes sin siquiera saberlo.

La boca humana también es bastante única. No encontrarás dos juegos de dientes idénticos ni siquiera entre gemelos idénticos. Eso es porque la forma depende de cómo cada persona usa la mandíbula. Incluso los hábitos más pequeños que tenías hace muchos años, como morderse los labios, afectan a la formación de tus dientes y la singularidad de tu impresión dental. Seguramente habrás notado que las huellas de lápiz labial en una servilleta o en un espejo son siempre ligeramente diferentes según quién las haya dejado. Los estudios realizados en mujeres y hombres revelaron que los patrones de impresión labial de cada individuo son únicos. No revelaron ningún rasgo especial basado en el factor género.

Así, este patrón individual de los pequeños pliegues de los labios es una de tus principales firmas biométricas. La lengua es uno de los músculos más fuertes del cuerpo y su aspecto es irrepetible. Este órgano contiene más de 10 000 papilas gustativas, y cada una de ellas está llena de pelos microscópicos. Su función es percibir la comida, distinguir los sabores y enviar información al cerebro para iniciar el proceso de digestión adecuado. A lo largo de la vida, todas esas pequeñas protuberancias y crestas de la lengua crean un patrón individual especial. Por eso los expertos dicen que las huellas de esta son tan únicas como las digitales.

Quizá en el futuro, cuando se investigue mejor este tema, la biometría de la lengua se convierta en algo común. Sin embargo, esta no parece ser la forma más conveniente de verificar tu identidad. Cada ser humano tiene una voz única formada por muchos factores. Entre ellos, la historia completa de cómo ha aprendido a hablar y cantar, la longitud de su tracto vocal y la forma en que usa su voz cada día. Aunque algunos actores con talento pueden fingir perfectamente las voces de distintas personas, incluso de famosos, las tecnologías informáticas especiales pueden determinar la diferencia.

Las huellas de la palma de la mano son tan únicas como tus huellas dactilares. A lo largo de los años, las líneas pueden cambiar, aparecer e incluso desaparecer. Pero el patrón en sí, con todos sus pequeños detalles, sigue siendo tu firma personal única. Tus huellas digitales no coinciden con las de tus pies. Tienes 10 dactilares completamente diferentes y 10 huellas de los dedos del pie distintas. Cada una es diferente de todos los demás dedos. Esta asombrosa variedad de patrones se desarrolla antes del nacimiento, mientras estás en la etapa de feto.

La forma de tu oído externo está completamente formada a los 10 años. Las orejas pueden aumentar de tamaño con la edad y la gravedad puede hacer que se hundan un poco. Las de las mujeres suelen tener un tamaño más pequeño que las de los hombres. Pero aun así, la forma de estas, con todas sus protuberancias y crestas, sigue siendo tan única que los expertos en biometría consideran esta parte del cuerpo una de las mejores formas de identificar la personalidad. Usaron un software especial para escanear y recrear la escala y posición de una oreja. Estos estudios han revelado una precisión del 99,6 %, al igual que las buenas huellas digitales.

El análisis de la marcha es otra tecnología biométrica para identificar a las personas. Tu forma de andar está determinada por muchos factores, desde el nacimiento hasta la actualidad. Esto incluye la forma en que duermes, te pones de pie, caminas, corres y prácticamente todos los movimientos corporales que has hecho. La marcha es única simplemente porque el destino de cada persona es único. Por supuesto, es bastante difícil distinguir los rasgos individuales del propio andar sin un entrenamiento especial. Pero probablemente reconocerías el paso de tu mejor amigo o de tu cónyuge aunque tengas los ojos cerrados. Tus dedos tienen muchos receptores encargados de enviar mensajes al cerebro.

Son tan sensibles como tus ojos. Por eso la gente ha inventado tantos mitos en torno a las manos. Uno de ellos se refiere al dedo anular de la mano izquierda. Dice que la gente debe llevar anillos de boda en el cuarto dedo de esta mano porque contiene una vena especial que lleva la sangre de esta mano directamente al corazón. Se llama “Vena amoris”.

Por desgracia, los expertos han desmentido este mito romántico. Todos los dedos son igual de especiales, ya que la red de vasos sanguíneos de las manos es bastante similar. La creencia se originó en el Antiguo Egipto, y la parte occidental del planeta adoptó esta costumbre nupcial. En muchos países, como la India, Dinamarca, Noruega, Rusia y Bulgaria, la gente prefiere llevar las alianzas en la mano derecha.

Comentarios

Recibir notificaciones
Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Lecturas relacionadas