Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

30 Secretos que los empleados de los gimnasios podrían estar ocultándote

¿Cómo funciona el trabajo de un gimnasio y de los entrenadores que te prometen una hermosa figura después de un mes de hacer ejercicio? ¿Por qué son tan costosos los entrenamientos y frecuentemente no hay un resultado visible? ¿Qué trucos es útil conocer si quieres acudir a la piscina o te has inscrito a un gimnasio u otro deporte?

Genial.guru habló con entrenadores de atletismo, empleados de gimnasios, instructores de body ballet y de yoga para entender qué secretos relacionados con su trabajo frecuentemente no les informan a sus clientes.

Sobre las suscripciones

  • Los gimnasios les pagan a las personas con buena figura por visitar sus establecimientos y a las personas gordas se les niegan descuentos. Los miembros esbeltos y tonificados motivan a otros a hacer más ejercicio y acudir con frecuencia al gimnasio, por otro lado, los clientes con exceso de peso desalientan con su apariencia. Excepciones: celebridades y personas adineradas.
  • Entre los clientes frecuentes de los gimnasios se encuentran personas amistosas y sociables, las cuales se hacen amigos de los recién llegados. Su tarea es ofrecerles suplementos deportivos y otros medicamentos que supuestamente ayudarán a alcanzar el resultado deseado rápidamente. El gimnasio recibe su parte de estas ventas.
  • Los gerentes siempre venden la mayor cantidad de suscripciones posible sin tener en cuenta si el espacio será suficiente para todos. Los buenos gimnasios intentan solucionar este problema con ayuda de horarios: si te inscribes en el horario matutino, entonces obtendrás un descuento adicional. Además, en el gimnasio siempre hay muchas personas después de las fiestas decembrinas y antes de la temporada vacacional.
  • Por 2 o 3 sesiones pagas de 15 a 20 veces más. Actualmente, es complicado encontrar un gimnasio en donde se pueda pagar por una sola clase o un mes de entrenamiento. Casi todos han adoptado el sistema de suscripciones tomando en cuenta 6 a 12 meses. La mayoría de las personas, al comprar tal suscripción, únicamente van a las primeras sesiones. Al final, el gimnasio sale ganando porque no está obligado a devolver el dinero si tú mismo decides dejar los entrenamientos.
  • Los precios en las suscripciones siempre están sobrevalorados, ya que el gerente para cada visitante seleccionan un descuento “adicional”. El precio final será mucho más barato si compras la suscripción los últimos días del mes o año.

Como obtener un cuerpo perfecto

  • Es imposible conseguir un cuerpo ideal si no tuviste suerte con los genes. Recuerda los cuerpos de los deportistas profesionales: ellos están alejados de los modelos que posan para las portadas de revistas deportivas. Los fisicoculturistas y modelos fitness utilizan los servicios de cirujanos plásticos y consumen medicamentos especiales que les ayudan a eliminar la grasa y estimular rápidamente los músculos.
  • Todos los entrenadores saben el daño que puede ocasionar al organismo el consumo de tales medicamentos, pero frecuentemente escogen suplementos deportivos para formar un cuerpo perfecto. La mayoría de las personas, al elegir entrenador, se fijan en el cuerpo y no en la educación o experiencia laboral y creen que ellos han logrado tales resultados al realizar entrenamientos regulares.
  • No se debe estar a dieta y hacer deporte. La alimentación debe ser balanceada. Si rechazas los carbohidratos y grasas, tu cuerpo no tendrá de dónde obtener energía. Si consumes demasiadas proteínas, desequilibrarás el funcionamiento del sistema gastrointestinal y riñones.
  • Sin proteína, los músculos no crecerán. No tiene sentido ejercitar los glúteos si no comienzas a comer más carne, leche y huevos. Para esto, durante el día se necesita comer más de 120-150 gramos de proteína.
  • Los entrenadores ganan por la venta de suplementos deportivos, por eso no proponen cambiar la alimentación, sino comprar proteínas en polvo y hacer malteadas. Tales proteínas se absorben peor que las naturales y, en algunos casos, conducen a problemas intestinales.
  • Si los 5 días a la semana haces ejercicio y te alimentas correctamente, pero los fines de semana te permites algo adicional, tu peso no cambiará. La carga diaria se tiene que contar tomando en cuenta la cantidad de calorías que obtienes en promedio por día durante toda la semana. Si al entrenador se le “olvida” decirte esto, es solo porque, para él, es más rentable verte con sobrepeso.
  • En las barras de alimentos de los gimnasios rara vez se vende algo realmente beneficioso. Por ejemplo, los batidos o malteadas de vitaminas y jugos frescos de frutas irritan el estómago vacío y provocan gastritis; los jugos habituales y bebidas deportivas contienen la misma cantidad de azúcar que un refresco dulce. Una alternativa saludable es simplemente agua sin gas.
  • Cuando tu sistema gastrointestinal funciona bien, absorbe las sustancias nutritivas con mayor rapidez, quema la grasa, cambia el cuerpo y reacciona mejor a la actividad física. El éxito de los entrenamiento depende en un 80 por ciento de la alimentación, por eso, en principio, es importante ajustar el metabolismo con ayuda de un médico, en particular, verificar el sistema hormonal e intestinal.

Qué callan los entrenadores durante los entrenamientos

  • Hacer ejercicio todos los días es perjudicial. Entre entrenamientos, debe haber descansos de 1 a 3 días dependiendo de la actividad seleccionada. Durante este tiempo, el cuerpo se recupera y los músculos crecen. A decir verdad, se puede realizar un ligero calentamiento y estiramiento. Pero muchos entrenadores ganan gracias a los entrenamientos individuales, por eso te ofrecen hacer ejercicio con ellos con la mayor frecuencia posible.
  • Los ejercicios cardiovasculares estimulan la sudoración y el trabajo de los riñones. Sudas mucho, vas con frecuencia al baño y crees que estás adelgazando. Pero casi no quemas grasas, sino que únicamente pierdes agua, equivalente a 1 o 2 kilogramos, los cuales con frecuencia salen después de los entrenamientos y después regresan en un par de días.
  • Adelgazar durante los entrenamientos grupales es sumamente complicado ya que promueven una actividad física promedio, que únicamente es suficiente para mantener la forma actual. Además, algunas personas tienen flojera con frecuencia y sienten pena por ellas mismas cuando hacen ejercicio en grupo.
  • Muchos entrenadores dicen que, sin dolor, sudor e incomodidad no habrá resultado, por eso se tiene que trabajar hasta desgastarse. En realidad, a los músculos les da igual si haces 10 repeticiones una sola vez o 5 repeticiones dos veces con un descanso. Solo importa la cantidad de ejercicios durante el entrenamiento. Pero, para un funcionamiento normal del organismo, es mejor elegir la segunda variante con descansos.
  • Las lesiones ocurren cuando una persona no se viste adecuadamente para ir al gimnasio. La mejor opción de ropa deportiva son leggins especiales ajustados que reducen la carga en las venas y vasos sanguíneos, una playera transpirable de secado rápido y zapatos deportivos adaptados a un tipo específico de actividad física.
  • Las plantillas especiales y ortopédicas para zapatos deportivos no curan tus piernas si tienes el pie plano. Es más efectivo realizar un masaje de calentamiento para los pies y ejecutar ciertos ejercicios, por ejemplo intentar levantar desde el suelo un lápiz con los dedos del pie.
  • El yoga no es un deporte. Con su ayuda no es posible esculpir músculos o quemar grasa rápidamente, no representa una carga cardiovascular para ejercitar el corazón y pulmones, su práctica no es equivalente al entrenamiento de fuerza. Únicamente se puede considerar una actividad que mejora la elasticidad y flexibilidad.
  • El yoga también tiene contraindicaciones. La actividad deportiva en el agua es la más eficaz y segura, ya que proporciona una carga uniforme y suave. Por eso se recomienda a cualquier edad y también se utiliza como parte de la terapia para la rehabilitación de relaciones.
  • El body ballet no te hará ponerte de puntitas, sino que desarrollará las articulaciones de la pelvis y fortalecerá los músculos del abdomen y muslos. Para las mujeres que planean tener hijos, tales ejercicios son recomendados para facilitar el parto en un futuro y acelerar la recuperación después.
  • No se debe entrenar demasiado en 45 minutos: este es un mito inventado por los entrenadores para trabajar durante el día con una mayor cantidad de personas. Se necesita de 20 a 30 minutos para calentar y estirar los músculos, otros 10 a 15 minutos para los descansos y el mismo entrenamiento debe de durar aproximadamente una hora. Si tu instructor trabaja sobre un programa reducido, haz el calentamiento y descansos por separado.

Sobre los entrenadores

  • A los instructores de yoga y entrenadores fitness se les contrata sin verificar su nivel de educación porque no hay ningún sistema de certificación. Incluso en los costosos gimnasios, frecuentemente trabajan chicos y chicas jóvenes que contrataron por tener una cuenta en Instagram consolidada y una atractiva apariencia. Entre los entrenadores con experiencia frecuentemente se suele encontrar a antiguos doctores, deportistas profesionales o profesores de fisicoculturismo; rara vez se encuentran en los gimnasios de bajo costo y poco promocionados.
  • La mayoría de los entrenadores no saben cómo usar correctamente las máquinas para ejercitarse y no siguen las técnicas de seguridad durante su trabajo con los clientes. Para un entrenamiento de calidad, no te hace falta un entrenador: es suficiente tu peso corporal, un par de pesas y un balón medicinal.
  • Únicamente los estafadores prometen un resultado rápido en poco tiempo. Hay ocasiones en las que las piernas rápidamente comienzan a adquirir un bonito relieve, pero los músculos de los brazos necesitan dos veces más carga. Los primeros 2-3 meses, el entrenador observa cómo evoluciona tu cuerpo. Si al formular un programa de entrenamiento personal, él no se interesa en tus hábitos alimenticios y no te pide mostrar tus antecedentes médicos, es mejor rechazar sus servicios.

Sobre los servicios adicionales del club

  • Si no estás seguro en un 100 % de dónde proviene el agua del dispensador, es mejor que lleves la tuya. Hay casos en los que, por motivos de ahorro, los gimnasios utilizan agua de la llave vertida del baño más cercano.
  • Las toallas en el gimnasio se lavan con agua a baja temperatura, la cual no permite desinfectarlas bien. Es mejor que lleves la tuya. Lo mismo aplica para las sandalias y batas gratis.
  • En muchas máquinas para hacer ejercicio viven 362 veces más bacterias que en el asiento de un baño público. Más de la mitad del equipo en el gimnasio está infectado con rinovirus. Lleva contigo un desinfectante de manos y no tengas vergüenza de utilizarlo antes y después de realizar ejercicio en el gimnasio y, si practicas yoga, entonces lleva tu propio tapete.
  • La mayoría de las personas no se bañan antes de entrar a la piscina. Por eso, si quieres nadar en agua limpia, tienes que ir a la piscina por la mañana. En la ducha, siempre debes usar sandalias, ya que muchas personas ni siquiera saben que sus uñas y pies están infectados por hongos.

¿Qué excentricidades en el funcionamiento de los gimnasios y en el trabajo de los entrenadores has notado?