Genial
Genial

9 Señales que nos dicen que nuestro cuerpo pudiera no digerir adecuadamente la carne

Para mucha gente, es difícil resistir la tentación de un bistec bien cocinado o una jugosa hamburguesa. A pesar de que la carne está llena de nutrientes, también contiene una gran cantidad de toxinas químicas naturales, grasas saturadas, y elementos que pueden dificultar la digestión. Comer demasiado de este alimento puede tener graves consecuencias en nuestra salud, desde aumentar el riesgo de diabetes hasta provocar enfermedades cardíacas e incluso cáncer.

Genial.guru investigó las señales que nos alertan de que tu sistema digestivo no está procesando bien la carne, y que sería bueno que reconsiderarás cambiar tu dieta. Veamos cuántos de estos has experimentado.

9. Estreñimiento

Todos tenemos diferentes sistemas digestivos los cuales se basan en nuestra genética y nuestros hábitos alimenticios. Dependiendo del corte de la carne, algunos son demasiados altos en grasa y toman más tiempo en ser digeridas por el cuerpo. Es por eso que pueden causar indigestión al día siguiente. El estreñimiento puede ser el resultado del alto contenido de hierro que normalmente se encuentra en las carnes rojas (carne de res, de puerco o de cordero). Además, es baja en fibra, la cual es esencial para las deposiciones regulares.

Consejo: Algunos estudios revelan que comer demasiada carne roja puede aumentar las posibilidades de desarrollar cáncer de intestino. Trata de comerla en cantidades moderadas (100-200 gramos dos veces a la semana) acompañada de mucha verdura o granos. Intenta evitar las partes como el higado o los riñones y cambia a mariscos o pollo, escogiendo la carne cocida sobre la frita.

8. Sensación constante de hambre

Si tienes hambre todo el tiempo, hasta cuando acabas de comer, puede significar que has estado consumiendo demasiadas proteínas. Cuando no tienes suficientes carbohidratos en tu cuerpo, el azúcar en la sangre baja y no produces serotonina, químico que regula el estado de ánimo y te hace sentir hambriento.

Consejo: Si te das cuenta que siempre tienes hambre, trata de comer yogur griego con bayas o hummus con galletas integrales en lugar de un sándwich para almorzar. Intenta evitar la carne por algunos días y verás como te sientes mejor y más fresco.

7. Círculos oscuros debajo de tus ojos

No te dejes engañar asumiendo que las ojeras debajo de tus ojos provienen de la falta de sueño o por cansancio. Resulta que el no digerir la carne apropiadamente puede causar daños en tu belleza. Si notas que aparecen demasiado (especialmente después de haber consumido carne) es una señal de que la misma no ha sido bien digerida.

El forro del intestino las acepta y permite que pasen a través de la pared intestinal y directamente al torrente sanguíneo sin digerir y se las considera invasoras o "extranjeras". El cuerpo tratará de producir ciertos anticuerpos para eliminar estas sustancias extrañas y la reaccion a esto pueden ser las ojeras debajo de los ojos, un síntoma que usualmente es ignorado por los profesionales de la salud.

6. Presión arterial alta

Si experimentas presión arterial alta, esto puede ser una señal de que es hora de reducir la cantidad de consumo de carne. Las carnes procesadas contienen un alto nivel de sodio porque normalmente se curan, sazonan y conservan en sal. Además, la piel de pollo y la carne roja tienen un alto contenido de grasas saturadas. Todo esto puede conducir a un desmejoramiento de la hipertensión e incluso a desarrollar una enfermedad coronaria en el corazón.

Consejo: Trata de reducir la cantidad de carne que consumes, cambiando a las verduras en su lugar. Si no puedes resistirte, intenta cambiar a carnes magras y mariscos, ya que normalmente tienen menos grasa.

5. Mal aliento y olor corporal

Experimentar el mal aliento y el olor corporal es una señal de que tu cuerpo no está digiriendo la carne adecuadamente. Si ella no se digiere bien, un mal olor vuleve a salir del sistema digestivo y eventualmente se abre paso en la piel y la respiración. Si tienes estos problemas desagradables intenta tomar encimas digestivas para ayudar a digerir la carne y que esta no se acumule en tu intestino.

4. Sistema inmunológico débil

Cuando tu cuerpo no digiere bien la carne, es posible que te enfermes con más frecuencia de lo normal.Tu sistema inmunológico puede verse afectado por el azúcar natural (llamado Neu5Gc) que se encuentra en la carne roja, y es muy difícil de digerir por nuestros cuerpos. Este azúcar normalmente es producido por animales carnívoros que les permite mantener sus dietas a base de carne. Nuestros cuerpos no lo producen y es por eso que lo tratan como una sustancia extraña, que desencadena una reacción inmune tóxica. Esta reacción puede causar muchos otros problemas siendo el cáncer el más grave.

Consejo: Trata de consumir alimentos más nutritivos como la quinoa, las nueces, los vegetales verdes y la fruta. Estos brindan antioxidantes, fibra, y proteínas esenciales las cuales te dan los macro y micronutrientes que necesitas. Entonces, si tienes que comer carne, asgúrate de equilibrar tu dieta con alimentos saludables como los que hemos mencionado arriba en forma de ensalada o como guarnición. No olvides incluir algo de ejercicio y suficiente vitamina D para apoyar tu sistema inmunológico.

3. Fatiga

Si después de comer las carne empiezas a sentirte cansado o perezoso, no lo tomes a la ligera. Esto puede significar que tu cuerpo no está digiriendo la carne, y está atrapada en tus intestinos. Cuando esto pasa, desvía toda la energía a tu sistema digestivo. Además sientes como si estuvieras cargando algo parecido a un ladrillo en tu abdomen por días. Si esto pasa, es hora de cambiar completamente tu dieta y comer vegetales frescos, crudos, fruta y licuados.

2. Náuseas

La náusea es un síntoma común de no digerir bien la carne ya que puede ser una reacción a ciertas bacterias en la carne. Algunas mujeres embarazadas encuentran que comer carne les provoca demasiadas náuseas, esto podría deberse a que algún organo de su cuerpo está rechazando este alimento y trabaja más de lo normal para realizar el proceso.

Consejo: Si cambiar a ensaladas no ayuda y sigues sintiendo náuseas o experimentas calambres entre 4 a 26 horas después de haber consumido carne, deberías ver a un médico de inmediato.

1. Hinchazón

Los productos derivados de la carne son los alimentos más difíciles de digerir por el cuerpo humano porque la proteína contenida en la carne (especialmente la carne roja) es más difícil de descomponer por nuestro organismo, y esto lleva a la hinchazón. Las grandes cantidades de grasa de los alimentos hacen que el estómago se vacie más lentamente lo que causa malestar. La digestión incorrecta de la carne puede llevar a la acumulación de toxinas en el cuerpo.

Consejo: Cambia tu dieta de carne por pescado o pollo. Estos productos animales son más fáciles de digerir, además consume vegetales (al vapor o crudos) como guarnición o ensalada. Si dejas de comer carne, lo más probable, es que te deshagas de la hichazón para siempre.

¿Comes carne todos los días? ¿Es difícil reducir su consumo? Comparte tus respuestas en los comentarios en la parte de abajo.

Genial/Consejos/9 Señales que nos dicen que nuestro cuerpo pudiera no digerir adecuadamente la carne
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos