Genial
Genial

Estas personas mayores darán una lección a los que creen que la vida termina después de los 70 años

Los pensamientos sobre la vejez no inspiran entusiasmo a nadie. El momento en que el cuerpo y el cerebro comenzarán a fallarnos, nos parece una catástrofe completa. ¿Qué se puede hacer para prolongar el período de la vida activa y llena de emociones? Aprendamos de nuestros protagonistas, quienes a su edad mayor creyeron en sí mismos y mostraron al mundo entero de lo que son capaces.

Genial.guru te contará sobre 8 personas mayores que demostraron que la edad no es una razón para renunciar a una vida plena.

1. Cantante Aisha Ajda Pekkan, 72 años

La superestrella de la escena pop turca Aisha Ajda Pekkan parece mucho más joven de lo que es, por lo que a menudo la llaman "la mujer que detuvo el tiempo". Durante su carrera musical, que ha durado más de 50 años, grabó más de 20 álbumes, interpretando canciones en 9 idiomas diferentes. En la vida cotidiana, la cantante habla inglés y francés con fluidez.

  • Investigaciones recientes en neurología han demostrado que las prácticas musicales mejoran la función cerebral y hacen que la mente sea más flexible. Es por esta razón que los músicos saben resolver simultáneamente varios problemas. Las clases de música desarrollan la memoria y contribuyen a un aprendizaje más rápido de nuevas habilidades e idiomas.

A sus 70 años, Ajda Pekkan lleva una vida activa, practica deportes y regularmente se somete a programas de desintoxicación bajo la supervisión de especialistas suizos. No tiene prisa por salir del escenario y es optimista sobre el futuro.

2. Ciclista Robert Marchand, 106 años

Robert Marchand se convirtió en tres veces poseedor del récord mundial en ciclismo en las categorías de edad de 100+ y 105+. En su juventud, abandonó la carrera de ciclista debido a su pequeña estatura, pero a los 67 años decidió reanudar el entrenamiento regular. La jubilación le permitió cumplir su sueño y hacer rutas de larga distancia: París-Burdeos, París-Roubaix, París-Moscú. Según el médico que vela por la salud del ciclista, Marchand tiene el músculo cardíaco de un hombre de 60 años.

  • Los estudios médicos confirman: el ciclismo fortalece el sistema cardiovascular, mejora la movilidad articular, aumenta la resistencia y reduce los niveles de estrés. Con una bicicleta de 2 a 4 horas a la semana, puedes mejorar significativamente tanto la salud física como el estado mental.

Robert Marchand asegura que nunca siguió una dieta especial. Come un poco de todo y en ocasiones puede tomarse un trago. Por las mañanas dedica una hora al estiramiento, y luego monta en bicicleta normal o en bicicleta estática, dependiendo del tiempo. Para mantener la fuerza siempre lleva consigo agua con miel.

3. Bloguera Baddie Winkle, 89 años

A los 85 años, Baddie Winkle se convirtió en una sensación de Internet, conquistando a miles de personas con imágenes vívidas y aticismo congénito. Con la ayuda de su nieta, crearon las cuentas de Twitter e Instagram, donde coloca fotos con disfraces excéntricos y a veces provocativos. Baddie Winkle tiene millones de suscriptores en las redes sociales. Básicamente, se trata de jóvenes, que toman a la valiente abuela-blogger por una de ellos.

  • Los psicólogos consideran que el secreto de la vejez feliz radica en los vínculos sociales. La humanidad aprendió a sobrevivir debido al hecho de que las personas actuaron juntas. Por lo tanto, la mayoría de nosotros necesitamos una compañía, disfrutamos la comunicación entre nosotros. La soledad, por el contrario, nos hace infelices y aumenta el riesgo de muerte prematura en un 14%.

Baddie Winkle dice que nunca fue tímida y siempre le gustaban las bromas y los bailes. En su vida hubo momentos difíciles asociados con la partida de sus seres queridos, pero ella decidió no darse por vencida: "Me cansé de llorar y creé una nueva 'yo'. Solo espero poder vivir más, porque tengo buenos genes. Y me veo genial en jeans".

4. Fotógrafa Kimiko Nishimoto, 89 años

Kimiko Nishimoto empuñó la cámara por primera vez a los 72 años, desde entonces se dedicó plenamente a la fotografía. Convirtió el segundo piso de su casa en un taller y comenzó a experimentar con diferentes técnicas y cámaras. Kimiko Nishimoto fotografía paisajes, naturalezas muertas, se dedica a la fotografía macro, pero se hizo popular con sus autorretratos irónicos.

  • La gente a menudo subestima los beneficios de la risa. Pero los investigadores noruegos, en los resultado de las observaciones de 15 años, descubrieron que el sentido del humor prolonga la vida, especialmente en las mujeres. La sonrisa nos hace felices y ayuda a resistir la adversidad.

La abuela autodidacta se convirtió en una fotógrafa exitosa. Su exposición personal en Tokio fue visitada por más de 16 mil personas en pocos días. Kimiko Nishimoto regularmente imparte clases magistrales en todo el país, y aquellos que desean asistir a sus conferencias tienden a ser más que las plazas disponibles en el grupo.

5. Alpinista Masashi Toyoda, 94 años

Masashi Toyoda es la persona más anciana en escalar el Monte Fuji en 2017. En el momento de escalada, tenía 93 años. Después de dejar el cargo de presidente de una empresa de construcción a la edad de 74 años, se dedicó a caminar, que se convirtió en una verdadera pasión para Masashi. Con frecuencia emprende escaladas de diferentes niveles de complejidad, acompañado por personas de ideas afines, y ya cuenta con 20 ascensos a la cima de Fuji.

  • La cantidad de los pasos que hacemos en un día está directamente relacionada con la duración de nuestras vidas, lo que se confirma por muchos años de investigaciones. Caminar reduce el nivel de estrés, restablece el sueño, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas, retrasa el deterioro mental y mejora el estado de ánimo.

A la edad de 80 años, Masashi Toyoda sufrió un derrame cerebral, pero no se negó a participar en las campañas. Este año, después de la apertura de la nueva temporada, planea subir una vez más a la montaña más alta de Japón.

6. Instructora de yoga Tao Porchon-Lynch, 99 años

Tao Porchon-Lynch es la instructora de yoga más anciana, en agosto de este año cumple 100 años. En su juventud fue modelo de casas francesas de moda, y a los 87 comenzó a practicar bailes de salón y se convirtió en una estrella de las competiciones de baile. El secreto de la longevidad de esta mujer vibrante está en su constante movimiento: viaja con sus talleres por todo el mundo y practica yoga y meditación durante 3-4 horas al día.

  • El yoga es una de las mejores formas de encontrar paz mental. Ayuda a aliviar el estrés y eliminar la ansiedad. Fortalece los bronquios y los pulmones, reduce el riesgo de enfermedades cardíacas, desarrolla flexibilidad y mejora la coordinación de movimientos.

Tao enseña que no debes comer solo por comer y poner demasiada comida en tu plato. Ella prefiere las frutas y verduras en su dieta y no come carne desde joven.

7. Corredor de maratón Fauja Singh, 107 años

Fauja Singh es el poseedor del récord mundial en la carrera de maratón en los grupos de edad de 90+ y 100+ y el corredor anciano más rápido en las distancias cortas. La mayor parte de su vida, Fauja Singh se dedicaba a la agricultura en la India, y solo a los 80 años, después de mudarse con su hijo a Londres, se aficionó mucho a correr y comenzó a participar en maratones.

  • Correr es una de las formas más fáciles de mantenerse en buen estado físico. Acelera el metabolismo, mejora la circulación sanguínea, promueve la saturación con oxígeno de órganos y tejidos. El trote regular fortalece el músculo cardíaco, mejora la condición de los huesos y las articulaciones. También correr aumenta el nivel de concentración y autocontrol. La capacidad de trabajo aumenta, y las endorfinas en la sangre brindan una sensación de felicidad.

Actualmente, 15 km a pie o corriendo es la norma diaria para Singh. Se adhiere a una dieta vegetariana, no come comida frita, no bebe alcohol y no fuma. No permita que los pensamientos negativos permanezcan en su cabeza e intenta sonreír con más frecuencia.

8. Modelo Carmen Dell'Orefice, 86 años

Por lo general, la carrera de una modelo termina a los 30 con poco, pero Carmen Dell'Orefice logró hacer lo imposible. A los 56 años regresó al negocio de la moda y se hizo aún más popular que en sus mejores años. Debido a la autodisciplina y la capacidad de escuchar a su cuerpo, la supermodelo lleva muchos años logrando conservar una forma excelente. Todas las mañanas hace un conjunto de ejercicios de respiración que ayudan a despertar y ordenar el conocimiento.

  • La paz interior es el garante del bienestar físico. Se logra con ayuda de ejercicios regulares de respiración. La respiración profunda elimina la ansiedad, restaura el equilibrio emocional, permite estar más tranquilo y seguro de sí mismo.

Carmen Dell'Orefice presta mucha atención a la condición de la piel. Ella cree que la hidratación no solo debe ser superficial, sino también desde el interior, por lo que a diario bebe en ayunas agua con jugo de limón. Los genes permiten que la modelo mantenga su figura sin hacer dieta, por lo que a veces puede permitirse el lujo de comer su helado favorito.

¿Qué piensas de nuestros protagonistas? Comparte en los comentarios.

Genial/Gente/Estas personas mayores darán una lección a los que creen que la vida termina después de los 70 años
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos