Genial
Genial

Vivo en Corea del Sur desde hace más de 5 años y estoy lista para contarte toda la verdad sobre este país

Algunas personas asocian Corea del Sur con los doramas, otras con los automóviles Kia y la tecnología de Samsung, por último, hay quienes piensan en el arte marcial del taekwondo, el cual se originó allí. Pero en muchos aspectos, el país de la frescura por la mañana sigue siendo un libro sin terminar para muchas personas; no obstante, ellas están listas para estudiarlo con placer. Ada Kwon es una traductora que vive en Corea del Sur desde finales del 2013 y aún hoy continúa descubriendo cosas sobre este maravillo país.

Genial.guru se enganchó tanto con los relatos de Ada que decidió publicarlos. Así que esperamos que también te inspiren a ti.

1. Los coreanos siempre son personas abiertas

  • Si a ellos no les gusta algo, siempre está claro, ya que no ocultan su desagrado. Al mismo tiempo, al igual que en todos los países asiáticos, el sentimiento de una “conciencia social”, el espíritu de solidaridad y demás cosas así, son muy fuertes. Adoran a los extranjeros y los llevarán de la mano a la parada necesaria en caso de que se hayan perdido. Una gran parte de la población habla muy bien el inglés.

2. ¡Simplemente adoro la comida coreana!

  • No comen perro, o al menos la mayoría de la población. En general, esto es algo que quedó desde los tiempos de guerra, cuando las personas se morían de hambre y comían todo lo que era posible. Principalmente los ancianos son los que lo comen, aquellos que pasaron por la guerra dicen que es beneficioso para la salud. El 80 por ciento de mis amigos no han probado carne de perro ni una sola vez, el 20 por ciento restante lo comieron en la infancia cuando su abuela se los daba.
  • Aquí, la comida es picante, pero te acostumbras rápido. Nunca antes había probado algo tan picante que me quemara la boca y me sacara unas cuantas lágrimas. Las raciones son enormes. Con cualquier platillo, te traerán un montón de banchan, los cuales se pueden rellenar gratis las veces que quieras.
  • Me encantan las sopas, especialmente la dwaeji gukbap (sopa de cerdo que se deja cocer durante muchas horas, su caldo debe de ser de un color casi blanco). En algunos restaurantes te informan “Si sientes que la sopa fue rebajada con leche para darle color, llama al número del gerente y te regresaremos tu dinero”.
  • El consumo de café en este país excede el consumo de arroz. Hay pequeñas y grandes cafeterías en cada esquina. En verdad hay DEMASIADAS.
  • Para mí, es muy molesto escuchar los ruidos que hacen al masticar. En donde sea. Todas las personas. En los restaurantes, cuando hay mucha gente cerca, es realmente complicado estar allí. ¡¿Es tan difícil cerrar la boca al masticar?! ¡Me enfurece!

3. Alcoholismo es el deporte nacional

  • Yo, hasta ahora, no comprendo: a las 20:00 horas, los oficinistas en trajes y corbatas invaden todos los bares y restaurantes, toman soju (vodka de arroz) hasta las 3:00 de la madrugada, regresan a sus casas en taxi, y a las 8:00 a. m. están frescos en el trabajo. ¿Cómo es que se recuperan tan rápido? Es algo que no entiendo.

4. Cuando viene tu autobús, necesitas agitar tu mano o mirar de una manera MUY EXPRESIVA a los ojos del conductor

  • Todos los conductores están uniformados, guantes blancos y gafas de sol. Los autobuses son MUY rápidos. Si una abuelita no se sostiene de manera firme del pasamanos, saldrá volando por todo el autobús, pero este no bajará la velocidad. Funcionan desde las 4:30 de la mañana hasta la 1:00 de la madrugada. Los taxis no son caros, por ejemplo, si son tres personas y necesitan ir 6 o 7 paradas, el taxi costará casi lo mismo que el camión.

5. 4 días de vacaciones es lo máximo que tienen los coreanos

  • Las fiestas nacionales para descansar tampoco son muchas: 4 o 5 y cada una solo dura un día. Nadie se va de vacaciones por una semana en Año Nuevo.

6. Sobre la vivienda

  • No hay calefacción central, pero cualquier hogar tiene la tecnología de suelo radiante. Tú mismo controlas el tiempo y el nivel de la temperatura. Si eres resistente al frío, entonces puedes mantenerlo apagado durante todo el invierno y pagarás mucho menos. Los coreanos principalmente se sientan en el suelo y también a menudo duermen sobre él. Solo hay tinas en los antiguos edificios que fueron construidos antes de 1990, posteriormente, comenzaron a ahorrar espacio y ahora en todos lados únicamente construyen regaderas.
  • Aquí no hay ningún problema si olvidas las llaves en casa, tanto la puerta del complejo habitacional como la del departamento tienen cerradura digital. Puedes pagar un poco más e instalar una cerradura con escáner de huellas digitales, pero nosotros no lo hicimos, aquí no hay delincuencia. Todas las ventanas y puertas interiores no se abren como estamos acostumbrados (jale / empuje), sino como un biombo (a la derecha / a la izquierda).

7. Estudios 24/7

  • Estudian mucho, tienen exámenes tres veces al año. A veces los adolescentes se quedan dormidos en clase. Me da un poco de pena cuando me piden salir a echarles agua en su rostro para animarse y continuar estudiando. Nadie lee libros, dibuja, juega fútbol ni pasean con amigos. Simplemente, no les quedan fuerzas. En sus tiempos libres, juegan con sus teléfonos móviles o van a una PC-room.
  • Y aprender de memoria no los hace inteligentes. Hace poco, una chica de 15 años se sorprendió cuando le dije que el Sol es una estrella. Por cierto, una ofensa al profesor o una pelea con los compañeros de clase será castigada. El castigo puede ir desde la limpieza de los salones de clases hasta un golpe con una vara en las manos.
  • Las niñas tienen prohibido pintarse el cabello, las uñas y el rostro, los cortes de cabello (tanto masculino como femenino) son estrictamente reglamentados, está prohibido hacerse algo inusual y destacar entre la multitud. Además de los útiles escolares, los estudiantes pueden destacarse ante los demás con sus calcetines, precisamente por eso las calles están llenas de vendedores con carritos llenos de lindos calcetines con diferentes dibujos.
  • Al finalizar la preparatoria, los estudiantes realizan el famoso examen “Suneung”. Se lleva a cabo en noviembre en toda Corea del Sur. Durante ese día, no hay vuelos ni ejercicios militares para no molestar a los estudiantes. Si el estudiante no consigue llegar a tiempo al examen, él puede acudir a la policía o a los servicios de emergencia, ahí le proporcionarán transporte con sirena y lo llevarán hasta la escuela.
  • Inmediatamente después de la culminación del examen, por televisión transmiten un análisis con las preguntas y respuestas de ese año. Los resultados son publicados después de 20 días, al mismo tiempo, por Corea ocurre una ola de suicidios entre los adolescentes, porque el ingreso a una buena universidad es garantía de una vida coreana exitosa.
  • Yo trabajo en una escuela de educación complementaria. Allí, los estudiantes aprenden a tocar instrumentos musicales, a dibujar e idiomas. Yo soy profesora de inglés. Exclusivamente para la práctica del idioma, contratan profesores extranjeros. La gramática y el léxico lo estudian con profesores coreanos.
  • Una vez, decorábamos la escuela con globos, los repartí a todos los alumnos. Un niño de 13 años podía inflarlo, pero no amarrarlo, el globo salía volando de un lado a otro. Después de 20 minutos de martirio:

Yo: “Ben, deja que yo lo amarre”.

Estudiante (muy serio): “Profesora, la vida es un reto”.

Y así pasó otra media hora agitando el globo. ¡Terminó amarrándolo; bien hecho, chico!

8. Sobre la vestimenta nacional

  • Cuando llegué por primera vez, quedé impresionada por la frecuencia que utilizan la vestimenta tradicional hanbok: en cada fiesta, boda y en algunos eventos oficiales. El hanbok es muy bonito, pero también muy caro, desde 500 hasta 2 000 USD.

9. No saben absolutamente NADA sobre otros países

  • A veces, esto es gracioso; a veces, sorprende. Existe un juego que se llama “Menciona 7”. Los alumnos tienen que dividirse en equipos, posteriormente extraen una tarjeta de la caja con ciertos ejercicios tipo: “Menciona 7 frutas”, “Menciona 7 fenómenos naturales”, entre otros. El problema ocurrió cuando la tarjeta decía “Menciona 7 grupos o cantantes angloparlantes”. Escuché a sus cerebros rechinar por un minuto. En general, pudieron nombrar a Adele, Michael Jackson y Ariana Grande. Después de unos cuantos minutos, un silencioso estudiante sobresaliente dijo tímidamente: The Beatles. Y eso fue todo. No pudieron mencionar nada más. Además, los coreanos también adoran Masha y el oso, aunque no saben de qué país proviene.

10. La dificultad de la traducción

  • En los cines, al igual que en la TV, pasan todas las películas extranjeras en el idioma original con subtítulos en coreano. Únicamente las caricaturas son dobladas al coreano. La única excepción es Los expedientes secretos X. No sé por qué, pero esta es la única película / serie extranjera que fue doblada al coreano.
  • Los coreanos no traducen los nombres de las películas. Ellos únicamente toman los títulos y los transcriben con letras coreanas.

11. Sobre las historietas

  • Todos los coreanos leen webtoons (una especie de historieta digital). Niños, jóvenes, adultos mayores, absolutamente todos. Si no son webtoons, por lo menos una vez a la semana leen manhwa en las cafeterías Manhwa. Es barato (aproximadamente 1 USD por hora) y hay ramen (un platillo con fideos). Más barato que comprar todos los volúmenes nuevos por sí solo. A veces, en las estaciones del metro también se pueden ver creaciones recién elaboradas de famosos y no tan famosos artistas webtoon.

12. Acerca de los saunas públicos

  • Por 6-7 USD (el precio de una taza de café en un Starbucks local) puedes pasar todo el día en un sauna público. Al entrar, te dan una pijama holgada y una toalla. Se necesitan para permanecer en una zona común de hombres y mujeres.
  • El sauna es parecido a un gran parque acuático. Todos están desnudos. Esto a mí no me da vergüenza, pero es embarazoso para las coreanas ancianas, ya que tengo unos cuantos tatuajes pintorescos. Pero como soy extranjera, solo me miran y no hacen comentarios. Algo interesante: las coreanas no se depilan ni una sola parte del cuerpo. En la última década, han comenzado a afeitarse las axilas, pero las piernas y la zona del bikini no la tocan.

13. Aquí realmente se puede confiar en la policía

  • Al costado de los automóviles y en el metro se pueden ver carteles que muestran claramente a qué número marcar en caso de peligro extremo y uno no tanto.
  • En algunos sitios he visto tales columpios. En el cartel está escrito “Solo confío en Noona” (Noona es el trato de un hombre hacia su hermana mayor) y otorgan un número de teléfono al cual se puede llamar si se tiene problemas en la escuela: desde un acoso escolar y una relación parcial con el profesor hasta problemas en el comedor de la escuela.

14. Ir de compras al estilo coreano o las particularidades del envío por correo

  • En Corea, casi todo se compra en línea. La entrega demora de 2 a 4 días. Ir de compras en Corea es más o menos así: palpas y te pruebas la prenda en la tienda, la encuentras en línea, comparas los precios y la compras dónde esté más barata. El lugar de entrega de la compra depende de donde lo especifiques al realizar el pedido. Por ejemplo, puedes seleccionar una tienda cercana 24 horas, ahí hay cajones especiales para los paquetes. O simplemente puedes seleccionar una entrega directamente en tu hogar.
  • Yo siempre selecciono las entregas a domicilio. De igual manera ocurre con el correo habitual, simplemente dejan el paquete en la puerta. No hay ninguna interacción con el mensajero. Salvo que la entrega sea rápida (el artículo llega al día siguiente), recibes este mensaje. Ahí se ve el nombre, la foto y el número del mensajero. Él tomó una fotografía del paquete en mi puerta ya que no estaba en casa.

15. Si un coreano se casa, conocerá todo el dolor del mundo desde la etapa de las invitaciones

  • No puedes simplemente llamar a los invitados y entregarles la invitación. Un verdadero coreano que te invita a su boda te llevará a un restaurante, te alimentará y te dará de beber por cuenta propia, básicamente harán todo lo posible, ¿me harías el honor, querido...? Invitan a todas las personas que conocen. Su numerosa familia, colegas, amigos del gimnasio, a TODOS.
  • En la boda, es costumbre regalar un sobre, en él frecuentemente hay 50 USD; los parientes pueden regalar hasta 100 USD. Lo das de la siguiente manera: entras al salón de la boda, ahí habrá una mesa en la que estarán sentados unos asiáticos especialmente capacitados. Les das el sobre, ellos lo abren y ven la cantidad, escriben tu nombre y cuánto dinero has regalado. Posteriormente, se debe guardar esta lista durante años: si me invitas a tu boda, veo cuánto dinero me regalaste y en un sobre coloco la misma cantidad.

16. Mostrar los hombros o la zona del escote desnudos es inaceptable e inapropiado

  • Pero los shorts a mitad del glúteo y las mini faldas son algo normal. Porque las piernas no se consideran un objeto sexual.
  • Muchos posiblemente han visto fotos con las participantes del concurso “Miss Corea”. Da la sensación de que la misma hubiera sido fotografiada 30 veces. Todas, absolutamente todas se sometieron al cuchillo del cirujano. Y a juzgar por los resultados, el cirujano fue el mismo para todas. Aquí es normal regalar una cirugía de párpados o pómulos a tu hija de 16 años. Es normal aspirar a un físico ideal.

17. Afeita tus piernas y sé un hombre

  • Todos los hípsters de Corea y Japón andan con las piernas rasuradas.
  • Y otra tendencia del mundo masculino de la moda: estampas cubre pezones masculinos. Para que no se vea nada a través de una delgada playera.

Bono

  • Este es el paraíso para los flojos: cepillos de dientes con pasta integrada (izquierda) y vegetales triturados congelados en cubitos (derecha).
  • Hay muy pocos arreglos florales frescos a la venta. En general, hay flores en macetas o arreglos florales secos. Incluso hay máquinas dispensadoras con tales ramos.
  • Eso fue el día de San Valentín. Se vendían cajas de mandarinas con estampas en forma de ojitos e inscripciones. Puedes hacer una bonita cara y regalársela a alguien que te guste.

¿Qué fue lo que más te sorprendió de este relato? ¿Tal vez tú también has estado en Corea del Sur?

Imagen de portada AdaKwon / Pikabu
Compartir este artículo